CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se reunirán este viernes a las 10 en Olivos, tras el pedido de la Ciudad de Buenos Aires a Nación de mantener un encuentro urgente luego de conocerse la suspensión de las clases presenciales desde el lunes y por 15 días, como parte de las nuevas restricciones para contener la segunda ola de coronavirus en Argentina.

Según detalló una periodista acreditada en la Casa Rosada, Mariel Di Lenarda, en Twitter este jueves, "llamó @diegosantilli a @JulioVitobello para pedir el encuentro . A las 14,20 Hs Le respondieron que sí, que los recibirían MAÑANA VIERNES". 

Tweet de Mariel Di Lenarda

Luego se conoció oficialmente que el encuentro será el viernes a las 10 en Olivos. 

Tal como informó ADNSUR más temprano, Rodríguez Larreta había pedido una reunión urgente con Alberto Fernández y anticipado que iría a la Justicia ante la suspensión nuevamente de las clases presenciales en el AMBA, tal como ocurrió durante casi todo el año pasado. "El lunes los chicos tienen que estar en las aulas”, expresó el jefe de Gobierno Porteño. 

“Vamos a presentar un amparo ante la Corte Suprema. Una vez más: mi responsabilidad es hacer todo lo que esté a mi alcance para garantizar las clases presenciales”, adelantó Rodríguez Larreta.

Luego de que se lanzara una petición de Change.org para evitar que cierren las escuelas nuevamente, el jefe de Gobierno Porteño contestó a la iniciativa de padres autoconvocados: 

"Hola Ángeles y a todas las personas que firmaron esta petición: En primer lugar, quiero agradecerles de corazón por haberse movilizado para pedir por la continuidad de las clases presenciales y por ser parte de un compromiso que tenemos que sostener juntos como sociedad para garantizar el presente y el futuro de los chicos y chicas.

Como dije hace instantes en conferencia de prensa, estamos totalmente en desacuerdo con la decisión sorpresiva e inconsulta del Gobierno nacional de cerrar las escuelas por dos semanas, dada esta situación epidemiológica.

El 2020 ya demostró el daño que genera la falta de presencialidad: 15.000 chicos abandonaron o están en riesgo de abandono, un 25% más que antes de la pandemia; en secundaria, la mitad de los chicos estaba en condiciones de repetir; chicos de primer ciclo de primaria que no diferencian letras de otros símbolos y que no pueden escribir su nombre; y más del 70% de los chicos empezaron a manifestar síntomas de soledad, ansiedad y depresión, lo demuestran diversos estudios que realizaron UNICEF, Fundación INECO y organismos de la Ciudad de Buenos Aires.

A todo esto, se le suma también las dificultades en la organización familiar. Si los chicos no están en la escuela, ¿dónde van a estar?

¿Van a volver a ser las mujeres las que tengan que dejar de lado su trabajo, con el riesgo de perderlo?

Después de un gran esfuerzo de las familias, de la comunidad educativa y de los expertos en educación, habíamos llegado a un consenso como país de que las escuelas eran lo último que había que cerrar.

Hoy, no podemos permitir que se rompa ese consenso. No hay razón sanitaria que justifique, en este momento, suspender las clases.

En la educación de los chicos cada día cuenta. Por eso, mi convicción es que los chicos y chicas tienen que estar el lunes que viene en las aulas y voy a hacer todo lo posible para que eso suceda.

Aprovechando que para el lunes todavía faltan unos días, le propuse al Presidente reunirnos para discutir, con la evidencia y con las recomendaciones de los expertos, cómo hacer para que los chicos y las chicas el lunes estén en las aulas. Y además, vamos a presentar un amparo ante la Corte Suprema ya que, repito, mi responsabilidad es hacer todo lo que sea necesario para asegurar la presencialidad.

En la Ciudad de Buenos Aires, en el país y en todo el mundo estamos viviendo uno de los momentos más duros de los que se tenga memoria. Y no vamos a superarlo a fuerza de decisiones sorpresivas e inconsultas, sino a través del diálogo, del consenso y de la cooperación de buena fe.

Muchas gracias, una vez más, por involucrarse con peticiones como esta. El cuidado de la comunidad educativa y el compromiso de toda la sociedad son fundamentales para seguir demostrando que la educación presencial, respetando los protocolos como lo venimos haciendo, no genera mayores contagios.

Me comprometo a mantenerlos informados sobre las novedades y los pasos a seguir para que los chicos y las chicas puedan volver a las aulas.

Sigamos juntos defendiendo la educación. No hipotequemos el futuro de los chicos. Las aulas más peligrosas son las aulas cerradas"
, expresó Horacio Rodríguez Larreta.