SARMIENTO (ADNSUR) - Tras la denuncia del ex intendente de Sarmiento, Ricardo Britapaja, sobre el despido de cien empleados de la municipalidad; el actual mandatario de la localidad, Sebastián Balochi, señaló este miércoles que "es absolutamente falso y malintencionado. No se ha desvinculado personal y nosotros no hemos emitido ningún acto administrativo dejando cesante a trabajadores municipales”.

Balochi manifestó que hablar de desvinculación “masiva” de personal municipal "es absolutamente falso y no aporta en nada a la realidad de nuestra localidad y la de los vecinos y vecinas de Sarmiento".

En una nota enviada en la tarde de este miércoles, se aclara además que el 31 de diciembre de 2019 "finalizaban los contratos que habían sido establecidos por la gestión anterior, por lo que el Municipio no tiene ninguna responsabilidad que obligue su renovación automática". Se precisa que luego de "un tiempo prudente de evaluación de personal", a partir de hoy se comenzó a notificar a los trabajadores su nueva modalidad de vinculación con el Municipio. "Exceptuando 20 casos, el resto del personal sigue cumpliendo funciones y asistiendo a diario a las diferentes dependencias municipales", indicó.

En el mismo comunicado, se expresa que los 20 contratos que finalizaron en diciembre "no tuvieron continuidad, ya que referían a personas que no tenían un trabajo específico". Aclaran asimismo que el área de Personal del municipio no tenía conocimiento sobre su situación diaria y qué función cumplían; y que, en casos puntuales, se trataba de personas que a partir del 10 de diciembre no se han presentado siquiera a su puesto laboral. Estos casos se abordaron a partir del vencimiento propio del contrato y se les comunicó que no se les iba a dar continuidad.

Finalmente, se está llevando a cabo una auditoría legal y contable, analizando el patrimonio municipal –ya que se han identificado varios faltantes-, y se está trabajando para tener un estado de situación real, más allá de la coyuntura.