WASHINGTON - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump fue escoltado abruptamente por un agente del Servicio Secreto fuera de la sala de prensa de la Casa Blanca cuando iniciaba una rueda de prensa sobre el coronavirus este martes por la tarde. Regresó minutos después y dijo que hubo un "tiroteo" afuera de la residencia presidencial, pero que ya estaba "bajo control".

El presidente fue llamado por uno de los agentes, que le susurró algunas palabras, y luego salió escoltado de la sala, sin que se conozcan los motivos de la interrupción repentina de la conferencia.

The White House on Twitter

Pero cuando regresó, el mandatario dijo: "Hubo un tiroteo y alguien fue trasladado al hospital". Según informó, fueron los agentes policiales los que hicieron los disparos, y dijo creer que el individuo que fue baleado estaba armado. "Fue el sospechoso el que recibió balazos", manifestó. Trump dijo que el agente lo escoltó a la Oficina Oval.

La Casa Blanca, que según CNN fue acordonada, implementó un cierre de emergencia después del incidente. El mandatario elogió al Servicio Secreto por su labor para mantenerlo a salvo. "Me gustaría agradecerle por hacer su trabajo siempre rápido y muy efectivo, pero hubo un tiroteo real. No sé la condición de la persona", agregó Trump.

Sacaron a Donald Trump de una conferencia por un tiroteo afuera de la Casa Blanca

"Solo querían que me hiciera a un lado por un momento para asegurarse de que todo estuviera claro afuera", dijo. Cuando le preguntaron si estaba nervioso, Trump respondió: "No sé, ¿parezco nervioso? Me siento muy seguro con el Servicio Secreto, son personas fantásticas, son los mejores de los mejores, están altamente capacitados".