CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - A solo un mes de haber iniciado su gestión, el Gobierno de Alberto Fernández ya cuenta con la primera renuncia de un funcionario. Se trata de Maximiliano Galli, quien fue designado para ocupar el cargo de secretario administrativo de la Secretaría de Energía el miércoles pasado.

Apenas dos días después de su nombramiento, y sin llegar a jurar, Galli envió este viernes un e-mail comunicando que se iba a de la cartera. En su escrito, habla de “diferencias personales y enfrentamientos" dentro del área que conduce Sergio Lanziani.

“Hola a todos. Como sabrán, y si no, se enteran por esta nota, hoy presento mi renuncia al cargo. No tengo más que palabras de agradecimiento y admiración para todos y cada uno de ustedes”, comienza el mensaje privado de Galli.

“No tengo la menor duda que el Ing. Sergio Lanziani será un gran secretario de Energía, como merece este país, y estoy seguro que este gran equipo que todos ustedes conforman lo apoyará de manera excepcional. Así me lo demostraron en este mes juntos”, agregó.

Y si bien no precisó los motivos de su salida, este contador con un posgrado en Finanzas en la Universidad Torcuato Di Tella expuso los problemas que, según él, existen en el área: “Ojalá puedan superarse diferencias personales y enfrentamientos, desde adentro y hacia afuera; y que todos puedan tener la oportunidad de demostrar lo que pueden aportar y más aún, puedan ser debidamente reconocidos por eso”.

Gallo debía jurar este viernes en el acto en el que sí lo hizo Lanziani, y en el que participó el ministro de Producción, Matías Kulfas.