CAPITAL FEDERAL - La Justicia dio hoy un paso definitivo en la toma de control del grupo Indalo, del empresario Cristóbal López , al resolver su intervención directa en la compañía y apartar a sus actuales gestores, Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre.

El triunvirato de coadministradores informó al juez que Rosner y Dellatore "dieron de alta otras contrataciones de personal sin asignación específica de sector y con importantes salarios".

Además, se expidieron sobre ciertas irregularidades en torno a algunas contrataciones, que no se compadecen con la situación de la empresa (Oil Combustibles) y que no la benefician.

La situación de Oil, según los informes que maneja el juzgado, es la siguiente:

- En la asamblea del 7 de marzo pasado se informó que los socios no harían aporte de capital alguno ni prestarían recursos a la sociedad, y que no había posibilidad de inyección inmediata de fondos.

- Inexistencia de propuestas concretas para atender el pasivo postconcursal, ni de tratativas para la obtención de las conformidades de los acreedores preconcursales. Concluyeron en que OCSA se encuentra en cesación de pagos respecto de su pasivo postconcursal y de sus obligaciones corrientes.

Los coadministradores, además, remarcaron que la asamblea aprobó honorarios por montos muy superiores a los aprobados en el ejercicio anterior con una pérdida mucho más significativa.