CAPITAL FEDERAL - Siempre polémica, Elisa Carrió (Coalición Cívica) fustigó ayer a los jueces Eduardo Farah y Jorge Ballestero, de la Sala I de la Cámara Federal, quienes la semana pasada ordenaron la libertad del empresario Cristóbal López y de su socio Fabián de Sousa, del grupo Indalo. En este sentido, instó al Consejo de la Magistratura a que investigue "si no hubo dinero" para que se dicte ese polémico fallo, que dispuso además el cambio de la calificación del delito a evasión fiscal.

Carrió sugirió que hubo coimas para liberar a Cristóbal López

Consultada sobre el "acuerdo de impunidad" que ella denunció la semana pasada en su cuenta de Twitter, una vez conocido el fallo de Farah y Ballestero, la diputada de la Coalición Cívica sostuvo que podría existir en los estamentos medios de la AFIP, pero dejó a salvo al designado reemplazante de Alberto Abad al frente del organismo recaudador, Leandro Cuccioli.