Un proyecto para votar a través de lista única, en reemplazo del actual sistema impresión de boletas para cada estructura partidaria, es impulsado por una iniciativa nacional, que Comodoro cuenta con la adhesión de la concejal Ana Clara Romero y el diputado Nacional Gustavo Menna. Según cálculos de la Red de Acción Política (RAP), el cambio del Código Electoral permitiría el ahorro de 3.000 millones de pesos, equivalente a 3 millones de dosis de vacunas contra el COVID.

 “La iniciativa cuenta con la adhesión de 175 referentes de distintos partidos políticos de todo el país –ponderó la concejal del PRO comodorense- y lo estamos impulsando en las redes sociales y la plataforma Change.org, a partir de un consenso con distintos sectores y ya se presentó en el Congreso de la Nación”.

“Argentina tiene un problema de su sistema político electoral de hace tiempo y la iniciativa que estamos trabajando, desde el año 2014 aproximadamente y que ahora se plasma en un proyecto de ley, es justamente impulsar un cambio de la forma en la cual votamos”, explicó Alan Clutterbuck, Presidente de la ONG RAP, en diálogo con Periodismo de 10, por CNN Comodoro.

“Nosotros actualmente votamos lo que se llama la boleta partidaria, que es una boleta larga horizontal, que en las elecciones presidenciales tiene presidente, senadores, diputados, diputados Mercosur, gobernadores, etc.  Es un sistema muy deficiente, donde cada partido tiene que imprimir su boleta, con una gran cantidad en el cuarto oscuro, etc”.

El proyecto impulsa un un sistema de boleta única: en ésta figuran todos los candidatos, con un casillero para marcar una cruz o un tilde, para cada categoría, por lo que el elector sólo ingresa con una lapicera y luego devuelve la boleta a las autoridades de mesa.

Sólo 16 países en el mundo votan como nosotros, con un método obsoleto, el resto ha cambiado hacia distintos sistemas y el más elegido es éste”, explicó Clutterbuck.

Ahorro de costos en papel

Según cálculos de la Organización RAP, si en las próximas elecciones se aplicara el sistema de boleta única, se ahorrarían unos 3.000 millones de pesos, al evitar imprimir boletas de forma innecesaria. “Esto es el equivalente a 3 millones de dosis de vacunas Sputnik”, graficó.
El ahorro sería por la menor cantidad de boletas a imprimir y la menor distribución de subsidios a los partidos políticos.

“Un diputado de Formosa nos comentaba que en esa provincia hay 450.000  electores, aproximadamente. ¿Sabés cuántas boletas se imprimen para una elección, a partir de todas las listas colectoras que tienen las primarias? 40 millones de boletas. Hay algo ahí que no cierra, claramente”.

“Lo que proponemos es un sistema mucho más eficiente, transparente y equitativo. Además, ya se aplica en provincias como Córdoba y Santa Fe, además de que se utiliza para argentinos que están en el exterior o personas privadas de libertad”, añadió el presidente de RAP.

La propuesta, que apunta a modificar el Código Nacional Electoral, es que las provincias adhieran en forma obligatoria si realizan sus elecciones en forma simultánea con la elección nacional, o bien que adhieran con una ley provincial específica en caso de desdoblar dicho calendario.

El proyecto fue presentado en la Cámara de Diputados de la Nación con la firma de 9 diputados: 2 del PJ, 2 de UCR, 2 del PRO, 1 Socialista, 1 de la Coalición Cívica y 1 de Confianza Pública.

“Es decir, con un apoyo diverso y plural –dijo Clutterburk-. El lunes difundimos un comunicado de adhesión de casi 180 políticos, que forman parte de nuestra organización, de la sociedad civil, adhiriendo a la iniciativa y solicitando al Congreso que trate el proyecto. Y que se decida si el sistema se puede utilizar para esta elección, si dan los tiempos o si se aprueba ahora y se implementa recién para el 2023… pero que podamos aprovechar que se generó este consenso entre diputados de distintos partidos”.