El ex ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, habló este viernes sobre el "no-acuerdo" con Pfizer por las vacunas, y aseguró que Argentina le ofreció "hasta algo indigno".

“Les ofrecimos algo hasta indigno, una firma de responsabilidad individual, de cada uno de los vacunados, diciendo que no iban a hacer ningún reclamo. Y siempre nos dijeron que no”, dijo el ex funcionario sobre la negociación con el laboratorio para la compra de vacunas por parte de Argentina.

En ese contexto, entrevistado por Nelson Castro en Radio Rivadavia, Ginés remarcó que Pfizer consideraba que con la ley vigente no estaba protegido", y que "se hizo una ley especial, se le agregaron algunas cuestiones, y esto lo tengo por nota, contestado por Pfizer”.

“Posiblemente esté rompiendo la confidencialidad y me cueste algo. Pero estoy re podrido, perdóneme que use estos términos”, dijo al entrevistador previo a afirmar que el cuestionamiento de Pfizer era por la inclusión del término “negligencia” en Diputados y que esa ley limitaba la posible ejecución de bienes.

“Una vez vino un abogado de Pfizer a decir que no quería que firme yo, cuando la ley dice que firme el ministro, y quería que firme el presidente. Pasaron cosas, pero nunca terminamos de romper, seguimos tratando...”, añadió.

 “Pfizer fue la niña bonita, porque fue la primera. Los recibió el presidente, ofrecimos hacer fases clínicas acá, las hicieron, quisieron ampliarlas, lo hicimos. Fue la primera vacuna autorizada por ANMAT”, sumó sobre el trato recibido por el laboratorio durante las negociaciones.

El escándalo por la vacunación VIP fue otro de los temas tratados por quien estuviera a cargo de la cartera sanitaria. En ese sentido, explicó que “Verbisky no es amigo mío, fue vacunado porque tenía 79 años. Yo no lo traje al ministerio. El Posadas se negó a vacunarlo por su antecedente político, quizás mi error fue aceptar vacunarlo en el ministerio cuando me consultaron”.

“Hay muchas personas que se vacunaron como personal de salud porque no los supieron clasificar los vacunadores”, añadió en una clara referencia a la vacunación de Carlos Zannini.

“En realidad, yo no hablo, dejo que la justicia actúe. Salí del silencio por la barbaridad de la señora (Patricia Bullrich) que me acusó de coimas y tiene que ver con mi honor, por eso hice la denuncia correspondiente”, reflexionó.

Y cerró con un pensamiento sobre su salida del Gobierno. “Me dolió y me duele, pero nunca dije nada contra el presidente. Él estaba en todo su derecho de elegir las formas. Yo no quiero estar atrapado por la Justicia dentro de cuatro o cinco años, quiero que esto se resuelva cuanto antes”.