El juez Gustavo Lleral, quien pidió a las fuerzas de seguridad que promovieran la apertura de la Ruta 3 a partir del corte de un grupo antiminero, lo que ocurrió en la madrugada del domingo, había instado a la Gendarmería Nacional que solicitara colaboración a "cualquier fuerza de seguridad" para intervenir en el lugar.

En el oficio con el que pidió liberar la Ruta 3, el juez pidió usar "la menor violencia necesaria"

Esto fue lo que finalmente sucedió, ya que en la liberación de la ruta intervino personal de la policía provincial, con sus máximas autoridades presentes.

Así consta en el escrito oficial que le envió el juez a las fuerzas federales.

Además, había pedido el uso "de la menor fuerza posible" buscando evitar situaciones de violencia.