CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente de la Nación, Alberto Fernández, aseguró en un evento de empresarios que “hemos logrado explotar oro y la plata en la zona de la meseta” de Chubut, dando por sentado el desarrollo minero en esta provincia. Fernández participó este miércoles del almuerzo de fin de año de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

En ese marco, el presidente habló de la herencia del expresidente Mauricio Macri y de la necesidad de iniciar un camino de desarrrollo en la Argentina. “En materia económica no pretendo un estado intervencionista; quiero crear un Estado inteligente que equilibre las desigualdades en los mercados, que dé garantías a los que invierten. Claro que Vaca Muerta es algo primordial si sabemos que allí hay fuentes de recursos para el futuro", resumió. 

En ese contexto, incluyó a la actividad minera en diferentes puntos del país y consideró que la "minería es un tema priomordial. Hablaba con Gerardo Morales (gobernador de Jujuy) y le decía que quiero ir a Jujuy a un yacimiento de litio y tenemos que construir una empre ande litio para venderlo como producto elaborado; lo mismo con el silicio. En Mendoza logramos que salga una ley para que se involucre en la explotación minera y en Chubut hemos logrado que en la zona de la meseta podamos explotar oro y plata. Allí está nuestra riqueza y eso es abrirnos al mundo con inteligencia”, resumió en su discurso ante gran cantidad de empresarios.

“Apelo a que ustedes sigan invirtiendo y creyendo en el país; no tengan duda de que lo vamos a poner de pie. Mil veces nos caímos y nos levantamos. Lo ideal sería que sea la última vez que nos caigamos. Tendríamos que ser expertos en crecer juntos, no en caernos y levantarnos. Sé que muchos están haciendo un esfuerzo en ese sentido”, evaluó Fernández.

El presidente consideró que “es un momento oportuno para dialogar con las grandes empresas argentinas porque tenemos que volver a poner de pie a la argentina y eso no lo hace solo un gobierno sino también los que trabajan, emprenden, invierten” y recordó que nuestro país “está en una etapa de desigualdad enorme”.

“Lo que necesitamos en los tiempos que se vienen es hablar mucho entre nosotros. Vamos a mandar al Congreso nacional la creación del Consejo Económico Social. No es una medida política sino que tiene el propósito de que podamos construir entre todos las políticas de Estado. Es una lucha que debemos dar todos y un compromiso que tenemos que tomar todos: los empresarios, la gente del campo, yo y mi gobierno, los medios, todos, porque si no lo hacemos seguiremos pedaleando en el pantano hundiéndonos cada vez más. Todos tenemos que tirar para el mismo lado y tener cierto el horizonte de proyección”, resumió.

Fernández dijo que “debemos hacerlo porque en la Argentina hay hambre y eso debe avergonzarnos y yo quiero que ese plan contra el hambre que planteé no sea el plan de mi gobierno sino de los argentinos, que alguna vez usemos nuestra mística en algo tan valioso como terminar con el hambre del prójimo, que alguna vez hagamos algo épico que nos reconforte como seres humanos, no que reconforte nuestros bolsillos”.

Estamos en el fondo del pozo. Sólo queda ir mejorando”, dijo parafraseando a Mario Benedetti en una de sus poesías. “Pongamos todo el esfuerzo en un lugar común. Los convoco a hacerlo juntos”, desafió el presidente.