COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Al opinar sobre lo que podría esperarse en términos globales tras los efectos de una crisis mundial sin precedentes, el economista, que dirige la consultora Vento Sur, reflexionó: “me parece que todo lo que es el proceso de modificación en la cotidianeidad del trabajo se va a acelerar mucho, en lo inmediato con el trabajo remoto y demás. Y vamos hacia una gran divergencia entre aquellas economías o incluso adentro de las economías, aquellos sectores que puedan aprovechar las oportunidades de esta tecnologización y trabajo remoto, que ya están vinculadas a algunas cuestiones estructurales, como buena conectividad y un buen soporte en términos financieros, para poder prestar servicios a otros lados del mundo". 

Agregó que "por ejemplo, alguien que se puede quedar en la casa y prestar servicios de software, vender internacionalmente un producto, que sea fácil vender y cobrar. Una de las dificultades que tiene la Argentina y por otro lado el trabajo, es que generalmente tiene menor productividad y requiere más la presencialidad, que se verá afectada estará más sujeto a este tipo de vaivenes”. 

Sobre la situación en Chubut, evaluó que si bien falta información confiable sobre los números de la provincia, “es claro el gobierno provincial asumió compromisos que ya sabía que no iba a poder cumplir, a no ser que el precio del petróleo se duplicará, pero no sólo no se duplicó sino que llegó a 0. La predicción fue más que mala e imprudente me parece, entonces en la táctica va a depender mucho de lo que pueda acordar con Nación”.