CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Corea del Norte, liderada por Kim Jong-un, ejecutó a un empleado comercial que debía estar aislado por la epidemia de Covid-19 (coronavirus), pero visitó un baño público pese a haber sido puesto en cuarentena por la enfermedad. El funcionario del área comercial fue arrestado y ejecutado mediante disparos cuando se descubrió su accionar, según informó la prensa surcoreana.

El gobierno norcoreano movilizó 30 mil trabajadores de la salud para poner todos los esfuerzos en evitar que el virus se propague hacia su país. Por el momento, el operativo funcionó ya que no se reportaron casos en Corea del Norte.

El país norcoreano prohibió el ingreso de turistas extranjeros, redujo los vuelos y suspendió las operaciones de una oficina de enlace codirigida con Corea del Sur y ubicada en la frontera, según informó Telefé Noticias.

Mientras tanto, Corea del Sur ya reportó un mínimo de 28 casos de Covid-19.