RAWSON - Cisterna no cree que ese sea el techo de la deuda porque falta revisar toda la documentación con la cual se podrán encontrar recién cuando inicien la nueva administración, es decir sobre fines de esta semana.

“Solo en obra pública la deuda es de 1.200 millones de pesos” explicó Cisterna quien reconoció que tienen una amenaza muy próxima en temas sensibles como el corte del servicio de farmacia y de las prestaciones médicas, si no se saldan algunas de las viejas obligaciones.

El contador justificó con estos datos la imperiosa necesidad de que el miércoles la cámara de diputados apruebe la ley de emergencia que “es solamente administrativa y financiera”.

Explicó el dirigente que es imposible hacer frente a tamaña deuda si no se le da a la nueva administración resortes para conseguir líneas de financiamiento para pagar las obligaciones más urgentes, entre ellas la deuda que el estado tiene con la obra social de los empleados públicos.

El mensaje fue dirigido para el representante de los pasivos ante el directorio del Instituto de Seguridad Social y Seguros, Julio Bisócoli, quien planteó sus dudas por la rapidez con que se intenta sancionar una ley que “avasalla los otros poderes del estado” llegó a decir.

También planteó que con la ley no queda claro qué pasará con la paritaria y la posibilidad que se imponga un techo salarial. En su respuesta, Cisterna fue contundente y se preguntó “de dónde sacaron eso, porque no lo dice el proyecto que, o leyeron mal o lo interpretaron mal con alguna intención” describió.

Fuente: LU20

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!