RAWSON (ADNSUR) - El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, encabezó este martes a la mañana en el Salón de los Constituyentes de Casa de Gobierno, un encuentro con distintos referentes y actores chubutenses, para dialogar sobre la situación económica, financiera y social que atraviesa la provincia, dentro del caótico contexto nacional. 

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, realizó una presentación, ante un colmado Salón de los Constituyentes de Casa de Gobierno, del contexto económico, financiero y social de la Provincia. Llamó a una gran concertación, donde prime el diálogo y la paz social en busca de un plan de acción por el desarrollo y futuro de la Provincia. 

Participaron miembros del Gabinete provincial, Intendentes, Jefes Comunales, Diputados Provinciales y Nacionales, Senadores, miembros del Superior Tribunal de Justicia, representantes de Sindicatos Estatales y Privados, presidentes de Cámaras empresariales, de la construcción, medios de comunicación  e invitados especiales.  

Arcioni comenzó la conferencia hablando de la crisis económica que se da a nivel nacional y aseguró que "cuando el año anterior fijaron las pautas para los presupuestos de las provincias se estimaba la inflación de un 27% y un dólar a $40".

Arcioni señaló que “el contexto de crisis que estamos atravesando y que todos conocemos está generando mucha angustia e incertidumbre a todos los habitantes del país y de la Provincia del Chubut. Definitivamente el contexto político, económico nacional nos impacta de manera directa”. 

Detalló: "Se estima una disminución en la recaudación en el orden de los 411 millones de pesos, lo que implica un 36% menos por ingresos brutos, y 1.950 millones de pesos por percepción de regalías hasta el mes de noviembre, lo que implica un 27% menos antes de la aplicación de la medida. Se proyectan para septiembre y octubre índices superiores al 5% mensual, lo que llevaría la inflación anual acumulada a más del 60%”, explicó el mandatario. 

Asimismo, manifestó que “es nuestro deber institucional presentar las objeciones y reclamos por el impacto que estos decretos tendrán sobre la economía y finanzas de la Provincia, sobre la cadena de valor, en especial hacia todas las empresas PyMEs, contratistas y proveedores vinculados a la industria del petróleo”. 

"Llevamos adelante una cautelar con respecto a las medidas del impacto fiscal y con las medidas del congelamiento del barril, hemos decidido esperar porque estamos en negociación con el Gobierno Nacional por compensaciones"

"Hemos dado a conocer en detalle las pérdidas que va a tener la provincia y por ende los municipios", dijo y agregó: "queremos reflejar que la crisis nacional tiene un impacto directo en la provincia. El enemigo no esta acá en la provincia, el enemigo es la inflación, la devaluación"

"Nosotros reconocemos y jerarquizamos a los empleados estatales y cuando la coyuntura nos complica, hablamos de frente y con transparencia. Siempre mostrando los números y diciendo la verdad", manifestó Arcioni. 

En cuanto al reclamo de los docentes que siguen de paro hace más de un mes dijo: "Les pido encarecidamente al gremio docente que volvamos a las aulas. La educación para ésta provincia es una realidad, una prioridad fundamental". 

“Tengo claro que como empleador estoy incumpliendo, es inconcebible la intransigencia, poner en riesgo la actividad productiva de la provincia y más aún, que los chicos no vuelvan a las aulas. Necesitamos volver a las aulas. Necesitamos un gesto de grandeza", aclaró. 

“Las puertas de este gobierno están abiertas y van a seguir abiertas siempre apostando al dialogo, y buscando el consenso, porque de esto tenemos que salir entre todos”, señaló el gobernador.

“El pago escalonado lo quiero desterrar, no hagamos especulaciones irresponsables vinculadas a la disponibilidad y prioridades económicas que tiene este gobernador. El esfuerzo, compromiso y responsabilidad de todo este equipo está puesto al servicio y a la solución de este conflicto. Son tiempos difíciles y complejos", dijo. 

Agregó: "pongo como mayor compromiso a la paz social, para poder transitar unidos los próximos meses y a partir de diciembre, los próximos cuatro años. No eludo las responsabilidades, me hago cargo. Chubut tiene mucho futuro, todos los ojos del país están puestos en la provincia, acá hay futuro y trabajo. De nosotros depende alcanzar a través del diálogo y consenso el camino del desarrollo y esperanza que todo chubutense se merece”.

DIÁLOGO ENTRE TODOS LOS SECTORES

El gobernador además volvió a llamar al diálogo entre todos los sectores. "La mesa de concertación, de diálogo político y búsqueda del consenso no se tiene que hacer con un sector minúsculo, se tiene que hacer con todos los actores, en una mesa abierta. Yo tengo que rendir cuenta de la situación que estamos atravesando, de cómo logramos, a pesar de todas las crisis, un equilibrio fiscal”.

“Yo la hago de frente convocándolos a todos y con la responsabilidad que tienen, convocando a todos al entendimiento de todo el esfuerzo que hace la provincia. Dejémonos de criticarnos, de dar información falsa, de seguir con prácticas políticas anacrónicas, y seguir insistiendo que el aumento de paritaria fue por una cuestión electoral, señores infórmense”.

CORTES DE RUTAS 

Arcioni también aseguró que "hay que respetar el derecho a huelga y el reclamo, pero no se puede hacer una huelga perjudicando a los sectores productivos, a los trabajadores que son los que están generando recursos para hacer frente a los problemas que llevamos adelante. Perjudican a los municipios y a la provincia. Estamos perjudicando a las Pymes, a los trabajadores que se van a quedar próximamente sin trabajo". 

Sostuvo que "el derecho de huelga es legítimo, lo que no es legítimo es impedir que otros trabajadores vayan a trabajar. Necesito que alcemos nuestras voces llamando a la paz social para que podamos poner esta provincia de pie. Asumimos los errores pero nadie puede hablar o decirnos que somos irresponsables y que no somos transparentes”.