CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) El presidente Alberto Fernández inició en las últimas horas negociaciones con Joe Biden, su par en los Estados Unidos, para la compra de vacunas de AstraZenica fabricadas en la nación norteamericana.

El objetivo del diálogo en conseguir una mayor provisión de compuestos ante la inminente llegada de la segunda ola, y se originó luego de que el mencionado Biden donara más de 4 millones de dosis a de la vacuna que su país aún no autorizó a México y Canadá.

“No quiero una donación. Las quiero comprar”, manifestó Alberto Fernández en ese sentido durante una reunión privada en Olivos con su canciller Felipe Solá, informó Infobae.

El mismo Solá será el encargado de gestionar la adquisición, manteniendo conversaciones con el secretario de Estado, Antony Blinken, quien se comprometió a una rápida respuesta.

En base a lo informado por el mencionado portal, AstraZeneca tiene en West Chester y Baltimore depósitos con más de 50 millones de dosis listas para utilizarse, pero que aún aguardan por una aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, su sigla en inglés) para su aplicación en los Estados Unidos.

Jorge Arguello, embajador en Washington DC, será otro de los encargados de negociar por las vacuas.

Cabe destacar que si bien Joe Biden y Alberto Fernández mantienen una relación neutral, el mandatario estadounidense tiene posiciones encontradas respecto a la agenda geopolítica de Alberto Fernández, dado que comparte su mirada sobre la importancia del Acuerdo de Cambio Climático de París, pero no así la postura laxa del argentino respecto a Venezuela.