En un mensaje de fuerte contenido político, el gobernador Mariano Arcioni habló ante sus funcionarios y planta política esta tarde en Casa de Gobierno, respaldando a la lista de Chubut Primero que lleva a sus representantes para el Congreso el próximo 14 de noviembre, y pidiendo a su equipo que redoblen los esfuerzos para salir a defender el modelo provincial, ante las propuestas nacionales del Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Tal como adelantó más temprano ADNSUR, el encuentro comenzó alrededor de las 17 horas en el Salón de los Constituyentes. El mandatario estuvo flanqueado en la mesa por sus candidatos, el ministro de Salud, Fabián Puratich y la subsecretaria de Información Pública, Vanesa Abril, y junto a ellos, otras figuras como la gerente del IPV, Ivana Papaiani, los diputados Roddy Ingram y Graciela Cigudosa, y el secretario de Trabajo, Cristian Ayala. Llamó la atención la ausencia del primer candidato a senador, Federico Massoni.

Debajo asistieron de pie al discurso, una gran cantidad de funcionarios del gabinete, junto a directores generales, directores, asesores, diputados y planta política, quienes colmaron el Salón de los Constituyentes como no se veía desde antes de la pandemia.

El mensaje del mandatario estuvo apuntado a lo electoral, y si bien agradeció el trabajo realizado hasta aquí, pidió redoblar esfuerzos para salir a apoyar a sus candidatos, en una arenga que apuntó a destacar los valores de los chubutenses frente los discursos de tinte nacional de las otras listas que encabezan Carlos Linares y el diputado Ignacio Torres.

En otro de los pasajes, Arcioni destacó la figura de Cristian Ayala no sólo como referente del armado electoral en el valle, sino en toda la provincia. Uno de los asistentes explicó que esta presentación que se realizó en Rawson estuvo apuntada a la “tropa” de la zona, y que es probable que mensajes similares del mandatario se repliquen en otros puntos de la provincia.

El acto de esta tarde, que fue encabezado por Arcioni como único orador, fue una muestra del cambio en el tono de la campaña del oficialismo, a diferencia de la estrategia seguida en las PASO. En esta oportunidad, el gobernador se muestra como la principal cara junto a los candidatos para salir a la caza de votos, algo muy distinto a lo visto en agosto y septiembre, donde estuco casi ausente de las recorridas de sus candidatos.