RAWSON (ADNSUR) - A partir de las denuncias hechas por vecinos, personal de la Comisaría de Playa Unión debió intervenir en horas de la madrugada en un domicilio de las calles Malvinas y Embarcación Viento Norte por el malestar que generaba el elevado volumen de la música.

La policía debió asistir en dos oportunidades a la propiedad, porque los dueños se reusaron a desconectar el parlante que generaba el alboroto. Según indicaron fuentes policiales, una mujer que se encontraría bajo los efectos del alcohol o alguna otra sustancia toxica, atacó a los uniformados.

El  segundo jefe de la Comisaría de Playa Unión, Diego Alvarado, comentó a Cadena Tiempo que "era una vivienda ubicada al fondo del terreno. En el momento que la policía elaboraba el acta de contravención, una mujer salió del interior del domicilio, se dirigió hacia el móvil y con un cuchillo, que finalmente fue secuestrado, dañó la luneta del auto. Hizo alrededor de cuatro o cinco orificios en el cristal. En un primer momento los uniformados intentaron demorar a la mujer, pero esta logró esconderse dentro del domicilio”.

Los agentes se retiraron del lugar para evitar mayores enfrentamientos. Una vez en la Comisaría, a las 5.30 horas, los vecinos volvieron a llamar por la continuidad de los ruidos molestos. Al llegar al lugar, la misma mujer que había dañado el móvil, los amenazó: “Tenía un cuchillo en la mano derecha y un fierro en la mano izquierda y los insultaba”, manifestó Alvarado. Finalmente, tras un momento de descuido, la atacante fue reducida y trasladada a la Comisaría.