COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Cerca de 20 jóvenes fueron trasladados este mediodía a la comisaría de Kilómetro 8, luego de que fueran detenidos por participar de una fiesta electrónica clandestina, en plena cuarentena, en una playa cercana a Caleta Córdova.

Hasta la seccional policial fueron traslados en patrulleros y en los seis vehículos que fueron secuestrados en la playa, además del camión, donde había una barra de tragos, equipos de sonido, equipo electrógeno y gran cantidad de bebidas; todo ello fue decomisado.

Estas personas – todos mayores de edad - quedaron en libertad pero imputadas por incumplir la cuarentena, mientras que los vehículos fueron secuestrados por el Juzgado Federal y decomisaron todos los elementos a través de la Secretaría de seguridad. En la comisaría las autoridades bajaron del camión gran cantidad de packs de latas de cervezas, cajas con bebidas y cajones de botellas.

Uno de los jóvenes, habló con ADNSUR, y aseguró que llegaron a la playa el día viernes y afirmó que “nos dijeron que hasta 20 personas estaba permitido, el presidente lo salió a decir, pensé que el gobierno nacional era para todos”, expresó.

Y además intentó justificarse diciendo que “Estábamos limpiando la playa en la mañana del lunes, pensó que podíamos ir a limpiar la playa, comer un asado”, mientras agregó que pensaba quedarse allí una semana más “hasta el otro viernes si estoy de vacaciones”, puntualizó.

Al ser consultado por la violación de la cuarentena, dijo que “Estábamos todos a 1,50 metros de distancia y con barbijos, pero el presidente salió a decir que se podían juntar hasta 20 personas, creí que lo que decía el gobierno nacional se cumplía para todos, me debo haber equivocado”, afirmó.