BAHÍA BLANCA (ADNSUR) – Dos menores de seis años fueron entregados a la Comisaría de la Mujer de Bahía Blanca por su padre adoptivo, quien decidió dejarlos la semana pasada en una dependencia policial. Se trata de dos niños que el hombre adoptó junto a su esposa en agosto de 2019 en Guinea Bissan, y quienes fueron entregados el pasado 17 de noviembre a las autoridades policiales.

Un matrimonio adoptó a dos nenes africanos pero un año después los abandonaron en la comisaría

En el hecho tomó intervención la Guardia de Niñez. Según se conoció en las ultimas horas, la pareja y su hija biológica vivieron hasta principio de este año en Bahía Blanca, y desde febrero están radicados en San Martín de los Andes.  Tanto el padre como la madre son profesionales, habían comenzado a vincularse con los pequeños por videollamadas, y ya en aquel país, pasaron una semana en el orfanato en el que ellos se encontraban. 

Y tras el abandono en la Comisaría de la Mujer, el responsable de los dos menores africanos regresó a su lugar de residencia (San Martín de los Andes) "lo que muestra y deja a la vista la vulneración de derechos a la cual quedan expuestos estos hermanos, quienes ya fueron alejados de su país natal, con todo lo que eso implica en relación a cambios culturales y costumbres cotidianas", indicaron a Brújula 24.

En la ciudad bonaerense los pequeños fueron escolarizados, participando incluso de actividades extracurriculares, pero ninguno tiene DNI, solo documentación africana. No se pudo constatar el reconocimiento de la sentencia extranjera de adopción plena, afirmaron. 

Los menores tendrían pasaporte africano, emitido por autoridades de Guinea, donde sus adoptantes "les cambiaron el nombre de origen, registrando además su apellido".

En la denuncia del abandono se sostiene que, en caso de que el pasaporte no fuera apócrifo, no está explicitada "la fecha de salida del país de origen que data de agosto de 2019, pero no tienen fecha de ingreso a nuestro país, por lo que se desconoce cómo habrían accedido a Argentina".

Quienes se encontraban en la seccional policial al momento de la entrega, describieron que el presunto adoptante, "sin ningún miramiento informó que era su deseo entregar a los niños".

Se dio intervención del Juzgado de Familia y el Inadi, mientras tanto los dos niños siguen preguntando  cuándo vuelve a buscarnos papá".