Un hombre de 30 años (A.A.A) oriundo de Sarmiento, Chubut, está siendo juzgado como presunto autor de los delitos de lesiones leves, agravadas por haber sido cometidas contra una persona con la que ha mantenido una relación de pareja. También fue imputado por desobediencia y tenencia ilegal de arma de guerra.

En esta jornada se escucharon doce testimonios. Para este martes se programó la lectura de prueba y alegatos finales de las partes.  

Al inicio del debate, la fiscal Andrea Vázquez presentó su teoría del caso, destacando que se trata de un caso de violencia ocurrida en el ámbito intrafamiliar. A ello, agregó que de acuerdo a los informes del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (S.A.V.D), la victima mostraba indicadores altos del padecimiento de violencia.

En este sentido, sostuvo que actualmente la victima está inmersa en el círculo de la violencia y volvió a convivir con el acusado. Luego, desarrolló los hechos presentados en la pieza de acusación pública.

A su turno, el abogado Marcelo Fuentes, indicó que, mediante la producción de pruebas, van a poder acreditar que su asistido se defendió de la agresión de su pareja.

Con respecto a la imputación por el delito de resistencia, consideró que no se lograra reconocer el tipo legal propuesto por la fiscalía. Por último, señaló que la imputación por tenencia de arma, no lograra acreditarse porque A. no tenía conocimiento de que en el interior de su vehículo había un arma de fuego.

La audiencia se desarrolló en la sala de audiencias de la oficina judicial. El Ministerio Público Fiscal es representado por la fiscal jefa Andrea Vázquez y el abogado contratado de fiscalía, Matías Ayuzo. El imputado, designo al abogado particular Marcelo Fuentes. El acto judicial es presidido por la jueza Carina Breckle, quien participa mediante comunicación telemática, desde Rawson.

Declaración de Testigos   

El primer testimonio correspondió a una oficial de policía que estaba a cargo de la comisaría de la mujer de Sarmiento, cuando ocurrieron los hechos. También prestaron declaración cuatro empleados policiales que relataron sus intervenciones durante los procedimientos de requisa vehicular y detención del sospechoso.

Por otra parte, un ex compañero de tareas del imputado, relato sobre las circunstancias en las que se produjo la detención de A. Asimismo, dos integrantes del Área de Criminalísticas, exhibieron fotografías de las lesiones de la víctima, y describieron cuestiones vinculadas al arma de fuego secuestrada.

Por último, profesionales del S. A. V.D, explicaron las evaluaciones e informes de riesgo realizados sobre la situación social, legal y emocional de la víctima.

El caso

El hecho investigado ocurrió 8 de octubre de 2019, a las 22:30, en un domicilio ubicado sobre la calle 20 de junio al 400. Allí residía la victima junto a su pareja. El grupo familiar también lo integra la hija de ambos, de 6 años de edad.

En aquella oportunidad, el acusado mantuvo una discusión verbal con la víctima. Luego, la  golpeó en el rostro, la agarró del cabello y del cuello ahorcándola. Finalmente la arrojó al suelo.

Asimismo, se supo que la víctima intento defenderse con una botella en su mano. Por otra parte, las lesiones sufridas por la mujer, fueron certificadas como:  excoriación en mejilla izquierda, labio interior de la boca, antebrazo izquierdo y herida cortante en el dedo de su mano derecha.

Después de agredir a la madre de su hija, A. se retiró del lugar a bordo de su vehículo. En este contexto, la mujer golpeada, concurrió a la comisaría para radicar la denuncia correspondiente.

En su declaración en la sede policial agregó, que su pareja, poseía un arma de fuego en el vehículo que se desplazaba. Así las cosas, los empleados policiales, lograron alcanzar el vehículo del imputado, cuando se encontraba en el semáforo ubicado en la intersección de Avenida San Martin y Uruguay.  A. , no acato la orden de detenerse y se dio a la fuga en dirección al barrio "Estación".

Cuando llego a inmediaciones de las calles 20 de junio y Ormachea, descendió del automóvil e intento ingresar a una casa del sector denominado "barrio 55 viviendas". Finalmente, volvió sobre sus pasos y fue aprehendido por el personal policial.  

Por otra parte, los investigadores explicaron que, mediante una orden judicial de registro vehicular, pudieron hallar un arma de fuego en el interior del rodado del sospechoso. El arma fue descripta como un revólver calibre 38 de seis alveolos, cachas de color negra desgastada y con inscripción en el cañón.

A ello, se agregó que el acusado, no contaba con la debida autorización legal para la tenencia y portación de arma de fuego.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!