En este marco, los magistrados Martín Monteneovo, Daniel Pinto y Guillermo Muller, informaron su veredicto e indicaron que rechazaban el pedido de nulidad requerido por el Defensor Público, Miguel Moyano. En el análisis de las exposiciones, durante la audiencia de impugnación desarrollada la semana pasada, los jueces concluyeron en que la prueba era seria, plural y concordante.

Asimismo, consideraron que por las características del hecho era lógico que no existiera prueba directa. En este sentido, confirmaron que se logró probar, que no existió violencia en el ingreso ni el  egreso del asesino en la casa de las víctimas. Con respecto a la calificación jurídica y la pena impuesta por los jueces Roberto Casal, Daniel Pérez y Marcelo Orlando, señalaron que no existía agravio constitucional.

Por último, convocaron a las partes a una nueva audiencia el próximo 16 de mayo, oportunidad en la que se leerán los fundamentos del fallo. En tanto, Lamonega, continuara privado de la libertad,  en el Centro de Detención de Trelew.