RIO GALLEGOS (ADNSUR) - La Justicia de Santa Cruz dará a conocer este jueves al mediodía su veredicto en el juicio que se le sigue a dos acusados del crimen de la joven trans Marcela Chocobar, cometido en 2015 en Río Gallegos, para quienes el fiscal y la querella pidieron penas de prisión perpetua por homicidio agravado por "odio de género".

Fuentes judiciales informaron que la lectura del veredicto está prevista para las 12 en la Cámara Oral en lo Criminal de la 1° Circunscripción de Santa Cruz, en Río Gallegos.

El fiscal Iván Saldiva pidió la máxima pena para los imputados Oscar Biott y Ángel Azzolini, a quienes consideró "autor" y "partícipe necesario", respectivamente; del delito de "homicidio agravado por crimen de odio".

Los voceros informaron a Télam que el abogado querellante, Carlos Muriete, también solicitó la pena de prisión perpetua para ambos acusados, mientras que las defensas oficiales requirieron la absolución por falta de pruebas.

El debate oral comenzó el 21 de mayo, cuando el fiscal Saldiva amplió la acusación inicial de "homicidio simple" a "crimen de odio".

Durante el juicio, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inam), que acompaña a las hermanas de la víctima, también pidió al tribunal que consideren la figura de "transfemicidio" y "crimen de odio" al momento de dictar sentencia.

De acuerdo a la investigación los acusados desconocían que Chocobar (26) era trans cuando subió a su auto a la salida de un boliche en septiembre de 2015.

La cabeza de la joven fue encontrada una semana después de su desaparición en el barrio San Benito, de Río Gallegos, aunque nunca se pudo hallar el resto del cuerpo.

Las hermanas de la víctima afirmaron que la última vez que vieron a Chocobar con vida fue en la casilla de la avenida Gregores, dentro del predio de la empresa Kank y Costilla, que pertenecía a la familia del empresario Lázaro Báez, donde en la etapa instrucción se hizo un allanamiento.

Por su parte, el acusado Azzolini declaró que en ese lugar Biott habría quemado la ropa de la víctima.