Esta semana se retomó el juicio por el crimen del policía Tito Roberts ocurrió en la localidad cordillerana de Esquel, tras un enfrentamiento donde otro efectivo resultó herido también. El único imputado es "Mai" Bustos.

El último martes se realizó la reconstrucción del hecho en la localidad de Corcovado. Luego, se retomaron las declaraciones testimoniales en el Casino de Suboficiales de la Policía de la provincia.

Durante la audiencia del jueves - presidida por las juezas Mariel Alejandra Suárez, María Laura Martini y María Ximena Miranda Nastovich  - prestaron declaración los peritos que exhibieron las tareas realizadas en torno a la planimetría del lugar del hecho, croquis y fotografías. También se expusieron los secuestros y los profesionales explicaron las conclusiones de las pericias balísticas.

Reconstruyeron el crimen del policía en Corcovado. Foto: MPF
Reconstruyeron el crimen del policía en Corcovado. Foto: MPF

Se informó la probabilidad de habilitar la jornada del miércoles 8 de diciembre (feriado nacional en conmemoración de la Inmaculada Concepción de la Virgen María) a los fines de sostener la continuidad del debate. Así las cosas, el próximo miércoles podrían desarrollarse los alegatos finales de las partes  

EL CASO

Cristian “Mai” Bustos, imputado por el asesinato del empleado policial “Tito” Roberts. El crimen ocurrió el 8 de marzo de 2009 en la localidad de Corcovado.

Según el planteo de la fiscalia, la historia que llevó al hecho que ahora se juzga, se inició cuando Cristian Bustos fuera declarado penalmente responsable del crimen de su hijo y puesto en prisión preventiva en la comisaría de Corcovado.

 Bustos se evadió de esa dependencia policial permaneciendo prófugo. Siguiendo sus pasos, la Brigada de Investigaciones se hizo presente en la vivienda de la madre en Corcovado. Fueron con orden de detención. Iniciaron el diálogo requiriendo que Mai Bustos salga y se entregue, pero en lugar de ello, salió armado y rodeado por sus hermanos también armados, amenazando a la policía “si tiran tiramos”.

Al doblar en una esquina, cuando la policía los alcanzó, se inició la balacera en la que Tito Roberts perdió la vida, Cañumir resultó gravemente herido, uno de los hermanos Bustos también falleció y otros dos resultaron con heridas de gravedad. Mai Bustos, volvió a fugarse. Sus hermanos fueron condenados en juicio.

Mai bustos es el único detenido por el crimen de Roberts. Foto: archivo
Mai bustos es el único detenido por el crimen de Roberts. Foto: archivo

Bustos permaneció prófugo por años hasta ser encontrado en Chile. Al ser detenido tuvo un enfrentamiento con carabineros y en relación a ese suceso fue juzgado, condenado y cumplió prisión en el vecino país, previo a su extradición para responder ante la justicia provincial.

Por otra parte, el representante del Ministerio Público Fiscal, aseguró que Bustos fue quien disparó el arma homicida en coautoría con sus hermanos que ya fueran declarados penalmente responsables en un juicio anterior.

Sin embargo, la defensora pública Valeria Ponce, refirió que en el hecho que se juzga, su defendido tuvo voluntad de entregarse, pidió que se hiciera presente su defensor, sólo que, por la distancia, no llegó a tiempo. Según su teoría del caso, probará que el imputado no disparó y no tiene responsabilidad penal por la muerte de Roberts, ni por las lesiones a Cañumir. A ello agregó que pedirá la absolución al finalizar el debate.  

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!