El pasado 6 de febrero Ariel Almonacid intentó pasarles el camión por encima a su expareja y su actual novio cuando estaban estacionados, luego de perseguirlos tras mantener una discusión en un local nocturno. Las víctimas en ese momento radicaron la denuncia policial e hicieron otra pública con el video del hecho y las fotos de las lesiones. Almonacid cuenta con varias denuncias previas realizadas por su ex pareja por violencia de género, a las que se suman las realizadas por el novio actual de la mujer, por amenazas y agresiones.

Del Instagram de ignaciopacheco7

Almonacid fue detenido después del hecho, pero la jueza Mariel Suárez determinó que quedara en libertad tras chocar con su camión el auto del novio de su ex y recibió fuertes cuestionamientos de las víctimas. La jueza resolvió que el joven de 26 años quede imputado pero en libertad, y además le declaró una prohibición de acercamiento hacia las víctimas y el impedimento de salir de  la provincia.

Tras el reclamo de las víctimas, Fiscalía pidió que se revoque la decisión y así el 14 de febrero se le dictó prisión preventiva por un mes en la audiencia de revisión por "tentativa de homicidio".

Pero el 15 de marzo, la jueza Mariel Suárez, definió que terminado el plazo de prisión preventiva, Almonacid tenga arresto domiciliario por el terminó de 2 meses mientras se desarrolla la investigación en su contra, en base a que se encuentra vigente el peligro de entorpecimiento y los Informes sociales positivos.

Este martes, la magistrada otorgó la prisión domiciliaria y “tobillera electrónica”. Almonacid está imputado por tentativa de homicidio agravado

En esta nueva audiencia de revisión de la medida de prisión preventiva contra Franco Almonacid (imputado por tentativa de homicidio), la magistrada dispuso el otorgamiento de la modalidad de arresto domiciliario para el procesado. Asimismo, ordenó la colocación de una tobillera electrónica, a los fines de controlar el peligro de fuga del sospechoso. Por último, la fiscala Laura Blanco, solicitó una nueva audiencia para la revisión de esta decisión judicial.  

En horas del mediodía, se desarrolló la audiencia de revisión de la prisión preventiva, ante la jueza natural de la causa. En su intervención, el abogado particular Guillermo Iglesias, indicó que los jueces de la revisión anterior, habían definido que el peligro a cautelar, era el entorpecimiento de la investigación. En consecuencia, requirió que se combinará la medida de arresto domiciliario, con una orden de prohibición para que el imputado no establezca contacto con las víctimas, mediante la utilización de redes sociales, correos electrónicos o vía telefónica.

A su turno, la fiscal María Laura Blanco, consideró que el defensor no traía ningún elemento nuevo que variara la situación de su asistido. En esta línea de pensamiento, sostuvo que se trataba de una revisión de la revisión, lo que no está permitido por el Código Procesal Penal.

Luego de escuchar las posiciones de las partes, Suárez hizo lugar a los pedidos del abogado defensor de Almonacid. A ello, agregó que al imputado se le colocaría una “tobillera electrónica” a los fines de controlar el riesgo procesal de peligro de fuga.

Si bien, aún no se cuenta con el elemento de control, la magistrada consideró que esa situación no puede recaer en el procesado, por lo que la medida entró en vigencia a partir de hoy.

Finalmente, la representante del Ministerio Público Fiscal, ya solicitó otra audiencia de revisión de la medida. Este acto judicial, estará a cargo de dos jueces y será fijado por la oficina judicial de Comodoro Rivadavia.

CÓMO SE DESARROLLÓ EL HECHO QUE SE LE IMPUTA

El hecho a investigar aconteció el pasado 6 de febrero del año 2022, siendo aproximadamente las 05:00 hs, la víctima, y su pareja, se encontraban en la Cervecería “La Patagónica”, lugar al cual habían concurrido junto a sus amigos a bordo del rodado marca Chevrolet, modelo Prisma Joy, propiedad de la víctima y su pareja. En dicho lugar también se encontraban Franco Ariel Almonacid, ex pareja de la víctima, junto a su pareja actual.

En tales circunstancias, se producen disturbios en el interior del local comercial por parte de los nombrados. Todo esto derivó en la intervención de personal de seguridad del lugar, que solicitó a Almonacid y sus acompañantes que se retiren del local. Momentos más tarde la víctima y su pareja se retiraron del local junto a sus amigos, todos a bordo del rodado ya mencionado. Así, tomaron la Av. Hipólito Yrigoyen en dirección Sur – Norte, para luego girar por Av. Constituyentes, y al arribar a la intersección de las avdas. Constituyentes y Chile, el conductor detuvo su marcha en el multirubro Tetris. Allí emplazado, para comprar cigarrillos, todo esto sin advertir que Almonacid los estaba siguiendo al mando de un camión de grandes dimensiones marca Volkswagen, con una batea en la parte posterior.

Así, en momentos en que uno de ellos estaba bajando del rodado por la puerta trasera del lado del acompañante, apareció Almonacid, quien con claras intenciones de darles muerte a los propietarios del vehículo, y sin medir las consecuencias que se podrían haber producido a raíz de su accionar respecto de los restantes ocupantes del rodado, detuvo la marcha adelante del rodado, e inmediatamente dio marcha atrás, embistiendo al vehículo allí estacionado en la parte frontal del vehículo, cerca de la rueda del lado del conductor, lo que hizo que el vehículo realice un movimiento violento, que a su vez embistió a una de las víctimas y lo tiró contra una palma, para luego caer en la vereda, provocando así una abolladura en la puerta trasera del lado del acompañante.

Luego de dicho impacto, Almonacid inició su marcha hacia adelante, y pese a los gritos desesperados de los ocupantes del rodado que le pedían que se detenga, nuevamente dio marcha atrás y con el camión impactó violentamente y por segunda vez contra el vehículo, esta vez dando de lleno en la puerta delantera del lado del conductor, provocando una abolladura en dicha puerta.

Producto del accionar de Almonacid, tres de los ocupantes del rodado sufrieron lesiones en distintas partes del cuerpo que en principio revisten carácter leve, mientras que ellos y todos los restantes ocupantes del vehículo sufrieron fuertes dolores durante las horas posteriores al hecho. 

Existen elementos de convicción para tener al imputado como probable autor del hecho. Calificado provisoriamente como “homicidio en grado de tentativa, agravado por el vínculo” en el caso de su ex pareja y de “homicidio en grado de tentativa” para el resto de los ocupantes del automóvil, en calidad de “autor para” Almonacid

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!