Los jueces que llevan adelante la causa por el femicidio de Mónica Fernández ocurrido en octubre de 2019, decidieron este lunes al mediodía condenar con cadena perpetua a Daniel Cayetano de la Fuente.

La semana pasada el tribunal integrado por Ivana González, Marcelo Orlando y Patricia Asaro había dictado un veredicto de culpabilidad contra el hombre, imputado por haber violado con un objeto a Fernández, su pareja, ocasionándole la muerte.

La sentencia de condena máxima fue por mayoría aunque no obtuvo unanimidad, debido a que contó con la disidencia de la jueza González. En esta línea, la fiscal a cargo de la investigación, María Angélica Cárcano, había adelantado que la única pena posible por este tipo de delito era la de prisión perpetua. En su momento, explicó, que la condena se da por el inciso 11 del artículo 80 del Código Penal, que prevé prisión perpetua cuando la víctima es una mujer y "el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género".

El femicidio ocurrió en octubre de 2019 pasado en la vivienda del detenido. La víctima sufrió la perforación del intestino delgado y estómago, y lesiones en el diafragma. Estas heridas ocasionaron su fallecimiento, tras permanecer internada en el hospital

El femicidio

El caso ocurrió en octubre de 2019 en la vivienda del detenido. De La Fuente habría violado a la mujer mediante la utilización de un elemento que ocasionó graves lesiones internas, tanto intestinales como gástricas, las cuales derivaron en una hemorragia interna. Tras el episodio, el agresor dejó a la mujer en su casa y allí habría sido auxiliada por sus hijos, quienes asistieron a la víctima y la llevaron al hospital local, donde murió horas después.

Fernández sufrió la perforación del intestino delgado y estómago, y lesiones en el diafragma. Estas heridas ocasionaron su fallecimiento, tras permanecer internada en el hospital

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!