PLAYA UNION (ADNSUR) - Una denuncia de vecinos de Playa Unión motivó la intervención policial a raíz de que un grupo de funcionarios, entre los que se contaba el postulante a presidente del Banco Chubut, Javier Alvaredo, en abierta violación a la cuarentena con un asado de nutrida concurrencia. La policía registró la presencia del diputado provincial Rody Ingram y el gerente de la entidad, de apellido González, quienes alegaron que se trataba de una reunión de trabajo, pero procedieron a retirarse del lugar, según consta en el acta policial.

La reunión, que se realizó en un domicilio particular, motivó el enojo de vecinos del lugar, quienes al advertir la gran presencia de vehículos en el lugar comenzaron a divulgar las imágenes y placas de camionetas identificadas con la Legislatura provincial.

El enojo fue a raíz de que la circulación comunitaria del COVID 19 en Trelew volvió a intensificar los controles policiales en barrios de la ciudad, sobre todo en sectores vulnerables, pero al advertir la presencia de funcionarios en un área que suele ser frecuentada por protagonistas de la política provincial, se disparó el enojo en múltiples grupos y redes sociales.

QUÉ DICE LA DNEUNCIA

Según el acta labrada por la comisaría de Playa Unión, a las 22:24 hs se recibió un llamado telefónico de una mujer de apellido Bertone, quien daba aviso de la reunión en calle Centenario, “enfrente de la casa de la ex intendente municipal Artero”, donde había gente importante reunida, en la vivienda que sería propiedad de la familia Oroquieta”.

Qué dice la denuncia sobre los tres funcionarios provinciales que se reunieron durante la cuarentena

Según la actuación policial, sólo quedaron consignadas las presencias de Javier Alvaredo, Rody Ingram y el gerente González, “los cuales informados de nuestra presencia en el lugar, refieren que era una reunión de trabajo, pero si existía algún inconveniente se retiraban del lugar, lo cual hicieron en forma inmediata, no constatándose ninguna anormalidad”.

Si bien la reunión quedó desactivada, en el acta no hay constancia de que se haya dado inicio a una causa penal por presunta violación al artículo 205 del Código Penal. Dicho artículo, aplicado a ciudadanos a los que se les inició causa por vulnerar la cuarentena, sostiene textualmente: “Será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.