RAWSON (ADNSUR) - Cuando el Gobierno Provincial ideó su aplicación de celulares para denunciar a prófugos de la Justicia, incluyó la publicación del rostro de quienes tuvieran sentencias firmes por delitos de índole sexual. Esto último fue rápidamente prohibido por el juez laboral Paulo König a partir de una medida cautelar, que sostenía que la difusión de estos datos es potestad exclusiva del Superior Tribunal de Justicia. Así, la aplicación fue lanzada y se encuentra disponible para su descarga en teléfonos celulares desde febrero pasado, pero tiene bloqueada la pestaña de delitos sexuales.

Como era de esperar, ese freno judicial no fue bien recibido por el Estado Provincial y el ministro de Gobierno de Chubut, Federico Massoni, rápidamente apeló ese fallo, y más tarde recusó al juez, argumentando que había emitido juicios previos a la instancia correspondiente. La Justicia hizo lugar a esa recusación, y el expediente pasó a manos de un nuevo juez laboral, el Dr. Adrián Duret.

Este viernes, fuentes cercanas a la Justicia indicaron a ADNSUR que el juez Duret falló en coincidencia con el anterior magistrado, impidiendo al Gobierno de la Provincia a publicar el rostro de los delincuentes sexuales que están en el Registro de Defensa de la Integridad Sexual (REDIS), que depende del Superior Tribunal de Justicia.

En su argumentación, el juez sostiene que la difusión de esos datos es inconstitucional, que depende exclusivamente de la decisión del Superior Tribunal de Justicia, e incluso cita fallos similares en otras provincias. 

Pero significativamente se vale de los hechos violentos ocurridos este lunes en Comodoro Rivadavia para agregar un nuevo eje argumentativo: sostiene que identificar a estos delincuentes podría dar lugar a que la gente haga "justicia por mano propia".

Según supo ADNSUR, el magistrado asegura que exponer el rostro de quienes han cumplido condenas por abuso sexual podría poner en grave riesgo su integridad física y su vida, ya que pueden propiciar situaciones similares a las vividas en Comodoro Rivadavia durante la pueblada en Fracción 14, cuando a través de las redes sociales se identificó quien habría violado a un nene de 12 años. La indignación de los vecinos provocó que intentaran linchar al supuesto abusador -que después se demostraría que no estaba vinculado al abuso- , mientras otro grupo de vecinos prendía fuego la casa de su padre y lo mataban a golpes.