RAWSON (ADNSUR) - La reunión entre el ministro de Gobierno, Federico Massoni, y el Consejo de Bienestar Policial comenzó sobre el mediodía en la Jefatura de Policía en Rawson. Mientras tanto, jubilados y pensionados de la fuerza mantienen el acampe y cuestionan que "para el Estado nosotros no existimos". Uno de ellos, Félix Cifuentes, consideró "lamentable que tengamos que hacer este acampe tras aportar 30 años a la caja para tener un salario y una cobertura médica digna". Aseguró en diálogo con ADNSUR que permanecerán allí hasta que tengan "una respuesta" a sus reclamos.

"Lamentablemente nos vimos imposibilitados de hacer algunas gestiones porque somos jubilaso y pensionados. Es lamentable que tengamos que hacer este acampe tras aportar 30 años a la caja para tener un salario digno y una cobertura médica que responda pero dicen que no hay recursos y que el Estado no hace el 100% de las contribuciones. Es responsabilidad del Instituto, que debe tomar medidas para que se cumpla con las obligaciones y nos deben dar los beneficios que corresponden", resumió.

Cifuentes lamentó:  "para el Estado no existimos pero tiene una obligación con nosotros porque aportamos durante 30 años para vivir con dignidad y tendríamos que disfrutar de nuestra vida porque estamos envejeciendo".

Afirmó que les corresponderá, por ley, un porcentaje de lo que se acuerde con los empleados en actividad pero "tenemos que esperar a ver qué ofrecen al Consejo de Bienestar Policial".

En cuanto a la carpa, dijo que fue un último recurso. "No somos escuchados. Hicimos notas de reclamo porque nos pagan mal los haberes, por la obra social. Hace 15 días un jubilado tuvo tres infartos en Buenos Aires; la obra social no se hizo cargo en el momento y la Policía Federal tuvo que llevarlo al hospital Italiano", ilustró y confirmó a esta agencia de noticias que permanecerán allí hasta que tenga "una solución".