TRELEW - Los investigadores del Caso Diego Correa realizaron dos nuevos allanamientos en la vivienda del exsubsecretario de la Unidad Gobernador en Trelew, además de otro operativo similar en la vivienda de Diego Lüters, otro exfuncionario encarcelado por integrar una presunta asociación ilícita.

En Playa Unión, la Policía incautó un vehículo Ford Fiesta, además de encontrar placares con doble fondo en donde habría dinero escondido. El dato fue confirmado por fuentes de la investigación.

Asimismo, ayer arribó a la zona la camioneta Hyundai H1, propiedad de una de las empresas vinculadas a Correa, que fue incautada en Quilmes, Provincia de Buenos Aires, y contenía documentación importante para la causa.

Por el caso están presos Correa, su pareja Natalia Mac Leod; la amiga de su pareja, Daniela Souza; el tío de Mac Leod, Sandro Figueroa; Diego Lüters y Juan Carlos “Tato” Ramón.

En cuanto al allanamiento del jueves en una vivienda de Playa Unión, cuyo alquiler paga el Gobierno provincial y usaba Correa para provecho personal, el procurador general Jorge Miquelarena destacó: “Quedamos sorprendidos porque no teníamos expectativas de encontrar tanto como se encontró”.

El jefe de los fiscales detalló que “no solo hay evidencia importante para la investigación de la Causa El Embrujo, sino que también hay muchísima información y documentación muy importante para la causa de la emergencia climática. Ese material va a ser de interés y análisis para los sobreprecios”.

La Policía secuestró expedientes originales, celulares, balanzas de precisión, luces, consolas de sonido, una computadora, equipos de audio que pertenecerían a la empresa Sepat, bolas de espejos, chequeras, cuentas bancarias y extracciones de dinero. Debido a que junto con la balanza había recipientes, se citó a la Brigada de Drogas para analizar si hay restos de estupefacientes en el lugar.

El otro operativo del jueves fue en las oficinas frente a Casa de Gobierno. Se originó en una denuncia de los propios empleados públicos del lugar ante el uso que hacía el empresario (Sandro) Figueroa. Según explicó el subsecretario de Logística, Pablo Abraham, allí funcionaba la Dirección General de Logística. “Ante información que se contaba, se requiere mi presencia, de la escribana general de la Provincia, el secretario de Gobierno, el vice ministro Sotomayor y un cerrajero que pedimos para hacer la apertura de la oficina”.

Cuando logran abrir la puerta, de la que no tenían llave aunque es pública, observan un escritorio, una computadora y varios biblioratos. Por eso piden la presencia de la Unidad Anticorrupción. “Era una dependencia pública donde están además las oficinas del Ministerio de Coordinación de Gabinete y otras áreas como la Dirección General de Automotores”.

En cuanto a los movimientos de Figueroa en el lugar, Abraham confirmó que a ellos les llega la información de que una persona ingresaba a esa oficina pero “no hay nada oficial sobre él. El personal que se desempeñaba ahí declaró que había una persona trabajando pero no se tenían datos ni certezas de quién era”. La Dirección de Logística depende de la Unidad Gobernador, a cargo de Correa hasta su detención.

Integrantes de la Fiscalía de Estado están participando como oyentes de todas las audiencias de control de detención además de la apertura de investigación del Caso Correa. Daniel González explicó que la “Fiscalía se presentó como pretenso querellante, ya que es su obligación porque se vislumbra la posibilidad de algún perjuicio para el patrimonio de la Provincia. Se me instruyó para que inicie todas las acciones vinculadas con esto”.

Según adelantó el abogado, “la Oficina Anticorrupción hará lo mismo en alguna audiencia que oportunamente se designe y que nos van a notificar. Se va realizar esta actividad con la idea que Provincia sea querellante”.

González remarcó que el fiscal Diego Martínez Zapata “se excusó, esgrimió sus argumentos en un escrito que tengo en mi poder y me permite presentarme. Está el fiscal adjunto, Cristian Martínez, como cabeza de la Fiscalía en estos momentos”.

“Aún no pude ver nada de la causa y además hay mucho trabajo. Vamos a dejar que el Ministerio Público trabaje con tranquilidad, que busquen todo lo que tienen que buscar, es lo importante. Después cuando tengamos todo este material y podamos disponer, examinaremos los pasos a seguir”. González precisó que “ya se vislumbra que puede existir la posibilidad de un perjuicio material para la Provincia, trabajaremos para defender que no se perjudique el patrimonio”.

El diputado del Frente para la Victoria, Leandro Espinosa, se refirió al Caso Correa y advirtió que “cualquier hecho de corrupción debe ser repudiado y fallaron los mecanismos de control”. Apuntó que “todo se origina por una denuncia anónima en Legislatura. Hay órganos de control del Estado que deberían haber actuado. Pero la justicia está actuando y dando una imagen positiva hacia la sociedad. Que vaya a fondo y tenga el respaldo político para seguir avanzando”.

En cuanto a que sus pares del Frente para Victoria sean querellantes, aseguró: “Me parece bien. El sobre anónimo llegó a nombre de ellos, tienen responsabilidades de seguir con el caso”.

Fuente: Jornada