Comodoro Rivadavia ha registrado en los últimos años 10 años tres casos de parricidio que han conmovido a la comunidad.  Y este martes a la madrugada, un nuevo crimen en manos de menores de edad provocó el asombro de la comunidad. 

Este martes un adolescente de 16 años hirió a su padre con un cuchillo a la altura del esternón provocándole la muerte en la casa donde vivían en calle Viamonte, junto a su hermano de 12 años se presentaron en la Comisaría Segunda de Policía. Según fuentes policiales, el menor relató que mató a su papá porque lo estaba golpeando.

Loa casos de parricidios ya tienen sus antecedentes en Comodoro. Hace exactamente 10 años, en septiembre de 2011, un crimen sacudió a la ciudad petrolera. Luis Alberto Obando Gamin, de 42 años fue asesinado de 6 puñaladas por su hijo de 16 años.

Los vecinos de la familia recordaron en ese momento que cuando Obando tomaba alcohol se perdía durante tres o cuatro días y retornaba a su casa con insultos y agresiones.  Ese día, cerca de las 20 horas, llegó la víctima a su casa en calle Soldado Almonacid, en el barrio Ceferino. Habría intentado golpear a su hijo de 16 años quien lo apuñaló con una sevillana.

 Los policías de la Comisaría Segunda cuando llegaron a la casa se encontraron con Obando sentado en una silla ya sin vida, un gran charco de sangre en el suelo y a su hijo llorando desorientado.

UN BROTE PSICÓTICO

Cuatro años después, un parricidio volvió a ser noticia en Comodoro Rivadavia. Un hombre de 50 años era asesinado por su hijo de 20 años, con antecedentes psiquiátricos.   Era finales de mayo de 2015, cuando el hecho de sangre ocurrió en una casa de calle Rementeria al 3000 en el barrio 1.311 viviendas.  La policía llegó hasta el lugar donde se encontró con un joven desmayado y un hombre mayor muerto. 

Google Maps

Ya recuperado, Juan Carlos Cruz de 20 años relató que habían entrado a robar y que con un arma con silenciador habían disparado. Sin embargo, el análisis de la escena no demostró eso, sino que "alguien que entró como en un brote psicótico y en una pelea familiar lo habría apuñalado y matado a Ricardo Cruz” explicó la fiscalía en su momento.

Y agregó que “Era una escena con mucha sangre, presuntamente el joven había hecho algunos grafitis en las paredes. Estas pintadas contenían varios símbolos, algunas parecían letras e incluso había una letra de una canción. Estos grafitis estaban en todas las paredes y en el baño, aparentemente había escrito su nombre”.

El hijo de la víctima quedó detenido con un historial psiquiátrico y medicado desde los 16 años mató a su padre con numerosas heridas provocadas con cuchillos e incluso con un destornillador.