CALETA OLIVIA (ADNSUR) - Un mecánico caletense utilizó una estratagema para engañar a quien le estaba vendiendo el rodado, que hacía un mes le habían hurtado de un gimnasio.

El damnificado había denunciado el 19 de febrero que le habían sustraído su cuatriciclo de un gimnasio municipal caletense, pero hasta la semana pasada no había novedades de algún hallazgo.

Este hombre, que tiene un taller mecánico en barrio Miramar, decidió iniciar tareas propias de "inteligencia". Así logró dar con un sujeto que estaba vendiendo su propio "cuatri" a sólo 8.000 pesos, por las redes sociales.

Al tener ese dato, en lugar de actuar con impulsividad, este mecánico prefirió usar un ardid para asegurarse de recuperar su rodado. Es así que se contactó por whatsapp con aquel "vendedor" de cosas ajenas, y le dijo que estaba "interesado" en comprar el cuatri, y que se acercara a su taller, que ya tenía la plata para darle. Evidentemente el vendedor no sabía que se trataba del propio dueño.

El mecánico, mientras tanto, avisó de todo este plan a los policías de la jurisdicción, quienes decidieron acompañarlo en la celada. Los agentes del orden acudieron al lugar con ropa de "civil", en un auto común, frente al taller, para agarrar con las manos en la masa al delincuente.

Así preparada la artimaña, se aguardó a que el ladrón acudiera al taller en el momento en que le indicó el dueño: sábado por la noche.

El individuo, sin percatarse de nada, se acercó manejando el cuatriciclo robado. Se apeó, y cuando ingresó al taller, los policías aparecieron súbitamente, lo detuvieron, lo esposaron y lo trasladaron a la Comisaría. Ahora quedó allí a disposición del Juzgado de Turno.

Fuente: La Vanguardia del Sur