El juicio por la violación grupal, conocido como "La Manada de Chubut", tiene previsto comenzar este jueves 24 de febrero con las audiencias a las 9:30 horas en Rawson. Sin embargo, el abogado Francisco Oneto no pudo conseguir pasajes de avión para volverse a Buenos Aires y entonces pide que se posponga hasta el 2 de marzo.  Además, pide sanciones para la querellante Verónica Heredia por violar un acuerdo de “confidencialidad”, y pidió que el juicio sea "secreto". 

Según reseña Jornada, el abogado Francisco Oneto, defensor de uno de los tres imputados hizo su pedido formal a la Oficina Judicial de Rawson, no solo para posponer el inicio de las audiencias, sino que incluye también un pedido de sanciones para la abogada querellante Verónica Heredia, por presuntamente haber violado un acuerdo de confidencialidad de todas las partes para que no haya comentarios públicos sobre la causa y el juicio, el que ahora solicita sea “secreto”.

Los pedidos de Oneto ingresaron en las últimas horas y ahora la Oficina Judicial deberá responder si hace lugar o no a la requisitoria.

Antecedentes

El juicio debería haber comenzado el lunes 21 de febrero, en el marco de la investigación por un presunto abuso sexual de una menor de edad ocurrido en Playa Unión en el año 2012 y en el cual hay tres personas imputadas.

Pero la licencia de uno de los jueces designados originalmente, por motivos de estricto orden médico, motivó una nueva integración del tribunal de juicio, que ahora quedará compuesto por las juezas Ana Karina Breckle, Marcela Alejandra Pérez y María Laura Martini.

De acuerdo a lo dispuesto en el Art. 300 del Código Procesal Penal de Chubut, a partir de ser notificadas las partes sobre la conformación del tribunal, las mismas quedan habilitadas, por un plazo de cinco días, a plantear recusaciones sobre los jueces.

Lo que Oneto dice ahora es que ese plazo para recusar al nuevo integrante del Tribunal es poco tiempo y por eso solicita la reprogramación. En uno de los escritos, el abogado pide también que se intime a la Dra. Heredia a no realizar declaraciones a ningún medio sobre el caso, bajo apercibimiento de incurrir en el delito de desobediencia –dice Oneto-, aduciendo que tal pedido se basa en acuerdo oportunamente asumido en la audiencia preliminar.

El defensor de Mallemaci pide, además, que el juicio se lleve adelante a puertas cerradas, y el resultado del mismo no se dé a conocer hasta dentro de un plazo establecido por el Tribunal. Aduce que conocer el el resultado del juicio de manera inmediata hace actuar a los jueces con las mismas presiones que si el juicio fuera público.

Con información de Jornada

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!