ENTRE RÍOS (ADNSUR) - El Supremo Tribunal de Justicia de Entre Ríos rechazó este lunes el pedido de excarcelación y el arresto domiciliario de Nahir Galarza, condenada a prisión perpetua por el crimen de Fernando Pastorizzo en 2017 en la ciudad de Gualeguaychú.

Fue el 16 de abril que los abogados José Ostolaza y Pablo Sotelo presentaron el escrito ante la Sala I en lo Penal del Supremo Tribunal de Justicia (STJ) entrerriano en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus. 

Basaron su pedido de "excarcelación, libertad con medidas de coerción o, subsidiariamente, arresto domiciliario con tobillera electrónica", en que la sentencia aún no fue revisada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, a "la inexistencia de riesgos procesales", y a que "se ha excedido el plazo de la prisión preventiva".

Pero todos esos planteos para que Nahir cumpla la condena en la casa de sus padres fueron rechazados este lunes, informó Clarín.

Nahir, entonces, permanecerá alojada en la Unidad Penal N°6 Concepción Arenal, de Paraná, donde fue sancionada en un par de ocasiones por problemas de conducta.

El 4 de marzo pasado, el STJ entrerriano ya había rechazado otro planteo de la defensa de Nahir para que sea impugnada su condena a prisión perpetua por el delito de "homicidio calificado por ser una persona con la cual mantenía o ha mantenido relación de pareja".

Ostolaza sostuvo que Nahir era víctima de violencia de género pero no lo había "denunciado nunca" porque las víctimas de estos casos "no pueden dar a conocer fácilmente su condición".

Mientras para la fiscalía, "la real víctima es el joven Pastorizzo" y que "la defensa ha querido demonizar a la víctima".