CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Tribunal Oral Federal 4 designó este miércoles al Ejército como depositario judicial de una serie de bienes del empresario Lázaro Báez para que se utilicen en la lucha contra el coronavirus.

Se trata de una medida que va en línea con lo dispuesto por el TOF 1, que semanas atrás otorgó parte de los millones de dólares del exsecretario de Obras Públicas, José López, a los hospitales Garrahan y Gutiérrez.

Pero en este caso hay una diferencia no menor: el Ejército no recibirá los bienes de manera definitiva, sino que será su guarda judicial hasta que el proceso en contra del empresario, dueño de Austral Construcciones, culmine. Fue la propia fuerza la que solicitó utilizar estos materiales y el tribunal aceptó concederlos.

La Justicia decidió que 17 contenedores de esta empresa se utilicen como nódulos habitacionales y entregó, además, 300 kits de producción para el área sanitaria del Ejército. Entre los elementos también se encuentra un autoelevador, equipos de protección, guantes, mascarillas y otros insumos que servirán para resguardar a los efectivos que cumplen sus tareas en la provincia de Santa Cruz, informó TN.

Báez está en prisión preventiva en la causa conocida como "la Ruta del Dinero K", en la que se lo investiga por el supuesto lavado de 60 millones de dólares.

El tribunal entendió que hasta que no haya una sentencia no se producirá el decomiso de los bienes por lo que, mientras esto ocurra, lo más apropiado es que se destinen al combate contra la pandemia. Por su parte el Ejército deberá mantener estos bienes en correcto estado para preservar su valor.