Este martes, el hombre denunciado por vecinos del barrio Roca por perseguir y manosear a varias mujeres en las últimas semanas, quedó detenido por abuso. El juez penal Jorge Odorisio confirmó en una entrevista en vivo con ADNSUR que se le dictó 15 días de prisión preventiva y un plazo de investigación de seis meses.

Además, y por información suministrada por el propio imputado, se pudo saber que el hombre tenía pedido de captura internacional "emanada por la Interpol, supuestamente de Colombia". Podría sumarse además otro requerimiento judicial de Uruguay.

Odorisio señaló que, a partir de información aportada por el Ministerio Público Fiscal, el imputado podría haber ingresado ilegalmente a nuestro país, a través de un paso no habilitado.

"Es algo nunca visto, no se puede entender cómo es posible que se haya escapado de Colombia atravesado América del Sur, llegar a nuestro país y concretamente desembocar en la Patagonia, a 2 mil kilómetros de Buenos Aires. Tampoco sabemos en qué fecha llegó acá a Comodoro", indicó el juez.

Reveló que después de "saber detenidamente si esta persona posee pedido de captura internacional, si el país mantiene o le interesa la detención se va a iniciar un proceso de extradición".

Odorisio manifestó que resta también "determinar si esta persona estuvo privada de la libertad, si cumplió condena total o parcial", y anticipó que "seguramente mañana se va a tener una información acabada sobre esto". 

Abuso sexual simple

En una entrevista con esta agencia de noticias, Odorisio explicó que el Ministerio Público Fiscal "pidió la apertura por un solo hecho calificado como abuso sexual simple, del que resultó víctima una señora mayor de edad".

Sostuvo que la mujer fue manoseada "por sobre las prendas que vestía, son tocamientos en zonas pudendas. Hubo una vecina que pudo observar la acción y posteriormente hubo grupos de WhatsApp" que registraron las imágenes del hombre.

Durante la audiencia de control de detención, se le dictó 15 días de prisión preventiva para "verificar los antecedentes y la propia identidad" y un plazo de investigación de seis meses. Odorisio aclaró que "no se puede proyectar ninguna pena porque cambiaría drásticamente si tiene pedido de extradición de otro país".