Por estas horas, la principal hipótesis que manejan los investigadores apunta a un intento de robo, aunque no descartan otras hipótesis.  Es que Emilia Carlomagno fue atada de pies y manos en su cama y luego prendieron fuego su casa.

Ocurrió en la localidad de San Francisco Solano, partido de Quilmes. La víctima era una jubilada de nacionalidad italiana. Había trabajado en la Escuela de Psicología Social de Quilmes. Tenía 75 años y vivía sola en un caserón al que se ingresa por dos calles paralelas: la 483 y la 484, entre 891 y 892.

Su cuerpo fue hallado calcinado en el interior de una de las habitaciones. Lo encontraron los bomberos del cuartel de San Francisco Solano este miércoles 10 de agosto a las 5 de la madrugada, cuando terminaron de sofocar el incendio.

Lo extraño del caso es que no detectaron signos de violencia en puertas y ventanas, y aparentemente los autores no se llevaron nada valor. Si bien la pista del robo es una de las hipótesis que está siendo investigada, los detectives no descartan otras motivaciones. 

Por lo pronto están analizando las cámaras de seguridad de la zona y recabando información entre vecinos y conocidos de la víctima. De acuerdo a las fuentes consultadas, ninguno de los entrevistados aportó hasta el momento datos como para pensar en una posible venganza o un ajuste de cuentas. Lo que nadie descarta es que el móvil del ataque tenga que ver con la posible venta de la casa. 

La propiedad de Carlomagno está ubicada en una de las mejores zonas de San Francisco Solano y la falta de herederos podría ser una razón para que alguien intente quedarse con su vivienda. 

Desde su entorno y en el vecindario reconocen que la mujer no tenía problemas con nadie y apuntan a un hecho de inseguridad, como tantos otros que ocurren en la zona. 

"Que muerte trágica querida amiga, te quemaron; no sólo robarte, hacía falta atarte y quemarte. Hijos de puta pena de muerte, es la única forma de terminar con esto Dios", escribió en su cuenta Teresita, una de las mejores amigas de la víctima. 

Según las fuentes, el cuerpo de la mujer fue llevado a la morgue judicial para la operación de autopsia, cuyos resultados todavía no fueron dados a conocer. A simple vista, y por el estado en el que se encontraba, no se pudo determinar si la jubilada presentaba algún golpe. Tampoco si la mataron primero y luego prendieron fuego la casa., o si estaba viva cuando las llamas consumían la vivienda.

Con información de Perfil

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!