Habló el padre de la nena asfixiada: "no me di cuenta"

CAPITAL FEDERAL - "No me di cuenta", fueron las palabras que dijo en la declaración indagatoria Rodrigo Oses, el padre de la niña acusado de homicidio culposo. Mañana jueves, la fiscal, pedirá formalmente su detención, informaron fuentes de la investigación a La Nación.

Asimismo, señalaron que en la declaración, el hombre de 36 años, se "autocompadeció" de su situación personal previa.

EL RELATO DE LOS VECINOS

"Empezó a decir: 'Ay no, gorda, gorda, me olvidé a la gorda'. Se pone a gritar: ¡la gorda, la gorda! Y se para en medio de la calle". Así relató una vecina al momento en que un hombre se dio cuenta de que había dejado a su beba adentro del auto y murió por hipertermia y asfixia.

Sucedió el martes al mediodía en Ceraso y Avenida La Plata, en la localidad bonaerense de Santos Lugares. "Él estaba descalzo, estaba como buscando algo en el auto", contó a la prensa la testigo, que justo pasaba por ahí y lo saludó, como hacía habitualmente.

"Los vidrios eran muy oscuros. No se escuchaban los llantos, no se escuchaba nada", agregó la mujer, quien en un principio pensaba que su vecino se había olvidado a la perra. Hasta que descubrió que hablaba de su hija. "Por lo que vi, aparentaba que se había quedado dormida, porque tenía un chupete en la boca y todo", continuó.

El hombre sacó a la beba del auto, que ya no reaccionaba, y entre varias personas trataron de reanimarla. "Él empezó a gritar, tirado en la calle. 'Gorda, cómo te olvidé, cómo te olvidé'. Mi hijo vino a llamar al 911. La ambulancia llegó tarde, porque la llevó un patrullero a la gorda", contó a TN otra vecina.

Según lo difundido por Télam, la beba falleció por asfixia tras sufrir una hipertermia. Fuentes judiciales informaron que el examen realizado al cuerpo de la menor estimó que la muerte por asfixia ocurrió en horas del mediodía del martes. También detectó que sufrió hipertermia, que es el aumento de la temperatura corporal por encima de lo normal.