CALETA OLIVIA (ADNSUR) - El sábado cerca de la 01:00, en un domicilio de la calle Monte Loaiza al 300 del barrio Vista Hermosa de Caleta Olivia, se produjo una nueva situación violenta.

Un llamado telefónico advirtió a las autoridades de la Seccional Tercera acerca del hecho. Al arribar a la vivienda, los uniformados constataron la existencia de dos jóvenes heridos y un escenario de ingesta de bebidas alcohólicas, según destaca La Opinión Austral. 

De inmediato fue solicitado un móvil sanitario para disponer el traslado de los muchachos. Además, los efectivos policiales se entrevistaron con una mujer de 37 años, que sería la propietaria del inmueble y pariente cercano de uno de los jóvenes.

Los heridos tienen 20 y 22 años. Ambos estaban en estado de ebriedad. Uno presentaba una herida con traumatismo de cráneo. En el hospital debieron realizarle una sutura en la cabeza y, también, le practicaron curaciones en una herida cortante en la mano derecha. Al momento de arribar el móvil policial, se hallaba tendido en el suelo, con la cabeza ensangrentada.

Su contraparte presentaba una herida en la región abdominal, que también fue rápidamente tratada por los facultativos del centro de salud. La versión de la mujer indica que, hasta minutos antes del incidente, los jóvenes se encontraban ingiriendo bebidas y en un momento dado comenzaron a agredirse mutuamente.

En el lugar de los hechos, la Policía habría secuestrado un arma blanca, con la cual se habrían producido las heridas. Además de la comisaría de la jurisdicción, debió actuar el área de Criminalística. Se conoció que a los jóvenes se les realizó una extracción de sangre, para certificar su estado etílico.