COMODORO RIVADAVIA - Andrés Segundo Apulef llegó a Comodoro en febrero buscando trabajo y se alojó en casa de su hermana. El 8 de septiembre due denunciado por abusar sexualmente de una menor de 12 años en el ámbito intrafamiliar, y estuvo demorado 4 horas en una Comisaría. Ese mismo día la jueza de Familia determinó la exclusión del hogar donde sucedió el abuso. Cuando abandonó la comisaría, sus familiares no supieron más de él.

Antes de radicar la denuncia por desaparición de personas -algo que finalmente hizo su madre el 1 de octubre- se indicó que lo buscaron por los lugares que frecuentaba, sin éxito. Aún no hay una imputación formal de ese delito y presumen que Apulef estaría eludiendo el accionar policial.

Según informaron fuentes oficiales, Apulef -quien llegó desde Río Senguer en febrero- estuvo demorado cuatro horas en la Seccional Tercera tras ser denunciado por el abuso sexual de una menor. Cuando fue llevado a la comisaría no llevaba ni su DNI ni su teléfono celular.

Debido a que la Justicia de Familia había dictado la exclusión del domicilio familiar que ocupaba - y donde había ocurido el delito- Apulef fijó domicilio en la sede de Defensa Pública. A las 3 de la madrugada del 9 de septiembre el joven se fue de la Seccional. Desde ese momento no se supo más de él.

Mientras funcionarios judiciales y la Brigada de Investigaciones intentan dar con el paradero del joven, su madre .-que lo buscó por los lugares que solía frecuentar- finnalmente presentó una denuncia por desaparición de persona el 1 de octubre.

En ese momento intervino la división policial de Búsqueda de Personas que se entrevistó con familiares y amigos de Río Senguer donde residió un largo tiempo en esa localidad.

Según indicaron fuentes policiales, uno de los hermanos del joven declaró que Andrés dijo que tendría una novia en el complejo habitacional Las Torres. Además, hac una semana la cuenta de Facebook de Andrés “se activó por algunos minutos” y se realizan peritajes para determinar la ubicación desde donde utilizaría internet, indica Con Sello Patagónico. 

Por otro lado, la madre del joven entregó el teléfono celular de su hijo y se espera el peritaje del mismo para tratar de encontrar alguna pista.