COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este miércoles continuó el debate oral por un ilícito contra la integridad sexual ocurrido dentro del edificio Municipal de Comodoro el 23 de marzo de 2017. Se culminó con la incorporación de la prueba testimonial y documental del caso y el próximo viernes se esperan los alegatos finales de las partes.

En la jornada del pasado martes 13 declararon siete testigos de la defensa y hoy miércoles se escuchó la palabra del imputado, más la incorporación de la prueba documental de las partes.

Según detalló el Ministerio Público Fiscal, el ilícito contra la integridad sexual ventilado en debate e incluido en la acusación aconteció el día 23 de marzo de 2017, siendo aproximadamente las 15.15 hs., cuando la víctima concurrió por una entrevista de trabajo a la oficina donde se desempeñaba el imputado.

Una vez concluida la entrevista laboral, cuando la víctima se disponía a retirarse, el imputado, aprovechando que se encontraba a solas con la víctima, de manera sorpresiva se abalanzó sobre la misma, la tiró sobre un sillón y le dijo que lo volvía loco.

Según el relato de la fiscalía, inmediatamente, el imputado obligó a la víctima a que le practicara sexo oral y luego, aquella vomitó en un tacho de basura de la oficina del lugar. El hecho fue calificado jurídicamente como “abuso sexual gravemente ultrajante”, en calidad de “autor” para el imputado, con una pretensión punitiva, en caso de recaer condena, de 4 a 5 años de prisión.

Presidió el acto como tribunal unipersonal Jorge Odorisio, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hicieron presentes Martín Cárcamo, fiscal general y Lorena Garate, funcionaria de fiscalía; la querella fue ejercida por Eduardo Stepa; en tanto que Guillermo Iglesias actuó en defensa del imputado como abogado particular. Asimismo, se hizo presente la víctima acompañada por una profesional del Servicio de Asistencia a la Víctima del delito (SAVD).