BUENOS AIRES (ADNSUR) – El empresario que fue detenido en Esquel por la causa que investiga los cuadernos de las coimas se convirtió en arrepentido y confesó sobornos, informó La Nación.

Juan Carlos de Goycoechea, ex-CEO de Isolux, reconoció ante el fiscal Carlos Stornelli que les pagó a funcionarios kirchneristas porque lo "apretaban" y le pedían plata para la campaña. Según se confirmó por el momento no será testigo protegido, como sí ocurre con Oscar Centeno, el chofer que escribió los ocho cuadernos con los recorridos de los recaudadores de fondos ilegales..

En su declaración, Goycoechea, admitió que le pagó al gobierno de Cristina Kirchner, pero resaltó que los montos "no son los que se dicen".

De esa forma, la investigación dio un paso gigantesco porque dos fuentes independientes sin relación entre sí pueden verificar que existió una cadena de recaudación ilegal.  Ahora el acuerdo de colaboración debe ser homologado por el juez Claudio Bonadio, aunque el empresario debería aportar información y pruebas que la convaliden que permitan acusar a alguien por encima de él en la cadena de responsabilidades y eventualmente confirmar evidencias ya conocidas.

Fuente: La Nación - Hernán Cappiello