RAWSON (ADNSUR) - El tribunal que condenó a cinco años de prisión a Diego Luters en el marco de la causa “Embrujo” amplió las autorizaciones para que pueda visitar a su familia en Playa Unión y  las salidas laborales en una empresa de cargas de Trelew, teniendo en cuenta el cumplimiento que ha tenido hasta el momento y la realización de cursos de capacitación en su lugar de detención, la Alcaidía de Trelew.

Un domingo por mes, Luters podrá estar 24 horas con su esposa y sus dos hijos, además de mantener visitas de seis horas el resto de los fines de semana. También a partir del próximo mes podrá ampliar las salidas diarias para trabajar en una empresa de cargas de Trelew.

El pedido ante el tribunal integrado por los jueces Alejandro Soñis, Ricardo Rolón y Marcela Pérez fue realizado por el defensor adjunto Rodrigo Garcia Palumbo. El funcionario de fiscalía Lucas Kolsch, en representación del Ministerio Público Fiscal, no se opuso a lo solicitado. El defensor tuvo en cuenta en su argumentación los cursos de capacitación laborar en herrería y carpintería realizados por Luters, que tendrán consecuencias en la conmutación de la pena.

En diálogo directo con ADNSUR, García Palumbo precisó: "A través de la Defensa Pública, hicimos una presentación para la ampliación de salidas para que Luters vea a sus familiares, el régimen de salidas laborales y la aplicación del estímulo educativo por los Cursos que hizo. A medida que el Tribunal entiende que hay confianza en la persona, se le incrementan las horas. Sólo la ley permite que se externalice durante unas horas de la Alcaidía a modo de prueba para una hipotética 'libertad anticipada' que podría gozar en el 2021. En total, se autorizaron 42 hs totales mensuales repartidas en cada fin de semana. Este resultado exitoso viene signado por el buen comportamiento de Luthers. Ahora queda asistir en marzo para solicitar el cese del encarcelamiento por el tiempo que ya lleva detenido".

En la audiencia estuvo Eugenia Felicetti, esposa de Luters que contó ante el Tribunal la forma en que repercutió de manera favorable en los hijos del matrimonio, las salidas de Luters para visitarlos en la vivienda familiar de Playa Unión, según detalló el Ministerio Público Fiscal. 

Por el momento, en junio del próximo año, Luters estaría en condiciones de comenzar a gozar de salidas transitorias al cumplir con los dos tercios de la pena.     

Diego Luters cumple una condena de 5 años de prisión, accesorias legales y costas del proceso, inhabilitación absoluta perpetua y al pago de la multa de 750.000 pesos. Fue condenado en la causa “Embrujo” por considerarlo autor de los delitos de miembro de asociación ilícita, enriquecimiento ilícito en carácter de partícipe, defraudación por administración fraudulenta en perjuicio de la Administración Pública en carácter de partícipe necesario.