RAWSON (ADNSUR) -  El audio de la diputada chubutense Leila Lloyd Jones, en el que habla de un supuesto cobro de coimas de parte de algunos legisladores para votar a favor del proyecto que habilita la minería en la meseta, puede destapar una "Caja de Pandora" de consecuencias aún imprevisibles, a juzgar por la investigación judicial que se estará iniciando en las próximas horas.

De acuerdo al chequeo realizado por ADNSUR con fuentes judiciales, es probable que las actuaciones vayan a parar a la Unidad Especial de Delitos contra la Administración Pública, que conduce el fiscal Omar Rodríguez, y que se encargue específicamente al área especial que analiza los casos de lavado de activos -que por ejemplo actuó en la causa Embrujo- para que bucee a fondo en las cuentas de los legisladores, sus movimientos de sumas de dinero y su patrimonio, para detectar alguna señal que pueda ser "sospechosa" en los últimos meses.

Por un lado, en el Ministerio Público Fiscal están a la espera de que la diputada Lloyd Jones -cuyo audio se viralizó este fin de semana y generó un escándalo interno en el bloque oficialista- envíe una denuncia por escrito en la que aporte datos concretos con pruebas comprobables de sus afirmaciones, que permitan seguir una línea de trabajo. Pero de todos modos, según trascendió de fuentes calificadas, como en la últimas horas concurrieron a fiscalía tanto diputados del interbloque como de la UCR para pedir que se investigue y vindicarse ante la opinión pública, y que además hubo legisladores que en expresiones mediáticas afirmaron que desean ser investigados, se espera que se convoque en breve a una reunión a los peritos especialistas que integran la unidad Antilavado, para que empiecen a profundizar en el pedido de información a entidades bancarias.

Cómo se recordará, este equipo que conduce el contador Diego Velázquez fue clave en la Causa Embrujo para poder arribar a una condena contra el ex secretario privado de Mario Das Neves, Diego Correa, y también contra el ex titular  de Mezeta Consulting, Federico Gatica, por el delito de lavado de activos provenientes de fondos de la corrupción. En aquella oportunidad, Velázquez verificó las cuentas bancarias de todos los implicados, los gastos de tarjetas de crédito y los cambios de titularidad en sociedades, para demostrar al jurado la ruta del dinero en negro que era volcado al mercado legal.

Junto a Velázquez, trabajan otros miembros del equipo que conduce Rodríguez, cómo el ex comisario Juan Carlos Núñez y el perito en informática que analiza el material contenido en computadoras y teléfonos celulares, Guillermo Figueredo. En conjunto, ya demostraron experiencia en causas como Embrujo, Enriquecimiento de Chito Alarcón y Ñoquis Calientes, para hacer un seguimiento del camino de dinero que puede ser mal habido.

Será entonces este equipo, el más especializado en la materia a nivel provincial, el encargado de meterse a fondo en la investigación por presunto pago de coimas entre diputados, aunque se desconoce hasta el momento -ya que la denunciante aún no aportó más nombres ni pruebas- si alcanzará a los 27 miembros de la Cámara o sólo a los que pidieron ser investigados.

Por otra parte, la otra pata del escándalo que tiene que ver con el diputado del PRO, Sebastián López y la difusión del video de una cámara oculta en la que se lo observa hablando de un cobro de dinero para hacer "rosca" a favor de la actividad minera, en la justicia informaron que habría una denuncia del propio diputado sobre una supuesta "extorsión" en su contra, mientras que aún no hubo novedades sobre la  denuncia que fuera anunciada a través de una conferencia de prensa por parte de autoridades del PRO del Chubut.