CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Alberto Fernández se reunió este miércoles con los padres de Úrsula Bahillo, la joven de 18 años asesinada por su exnovio, el policía Matías Ezequiel Martínez, en la ciudad bonaerense de Rojas.

El encuentro se desarrolló esta tarde en el despacho del mandatario en Casa Rosada. En paralelo, se desarrollaron movilizaciones en distintos tribunales de la Argentina para reclamar justicia.

Fernández recibió a Patricia Nasutti y a Adolfo Bahillo poco antes de las 16. Fue acompañado por las ministras de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, y de Seguridad, Sabina Frederic.

“Hoy el Presidente nos recibió y tuvimos una reunión de dos horas. Fuimos muy bien escuchados e hicimos un pedido para que la Justicia cambie, para que no haya nunca más otra Úrsula”, contó Patricia, y agregó: “El mandatario nos ha prometido varias cosas que va a cumplir. Las van a ver en fe, no voy a decir cuáles”.

En diálogo con los medios, la mujer informó que Fernández la visitará en su casa de Rojas en dos semanas. También dijo que tanto él como el resto de las funcionarias que participaron de la reunión le ofrecieron su número de celular para mantenerse en contacto, informó TN.

“No lo conocía más que por la televisión, pero me sentí escuchada. Nos quebramos todos y les puedo decir que (Fernández) es una persona humana y que me escuchó como mamá. Me voy totalmente contenta, a pesar de la tristeza que tiene mi alma”.

Por el asesinato a puñaladas de Úrsula fue imputado y está detenido Matías Martínez, a quien la joven había denunciado varias veces por amenazas y actos de violencia física.

En este contexto, Fernández anunció el sábado que el Gobierno avanza en la creación del Consejo Federal para el Abordaje de Femicidios, Travesticidios y Transfemicidios, con el objetivo de dar respuesta ante los hechos de violencia extrema contra mujeres y LGBTI.

Además, el mandatario convocó este miércoles a todos los gobernadores a trabajar mancomunadamente y a poner todos los esfuerzos “para llevar adelante las medidas y las transformaciones que son necesarias” para construir una “Argentina unida contra las violencias de género”.