CAPITAL FEDERAL - La policía de Texas, EEUU, recibió el domingo un llamado por un disturbio insólito. Cuando los efectivos llegaron al lugar, Christopher Ragsdale (41) contó que su novia le dijo que sus flatulencias “tenían un olor horrible” y que por ese motivo la atacó y estranguló.

El episodio ocurrió en la casa de unos conocidos de la pareja. Incluso, una amiga de la pareja, que estaba presente cuando ocurrió la agresión, intentó pelear contra él e intervenir pero no tuvo éxito. Fue entonces cuando avisó a la policía. 

Según detalló la policía, el acusado agarró a su pareja del cabello y la tiró al suelo. Luego, se sentó sobre su espalda, la agarró del cuello con el brazo y la estranguló. La novia logró escapar pero él le dio un cabezazo y siguió insultándola, según publicó Crónica.

Los efectivos hallaron marcas en el cuello y en la frente de la víctima.

El juzgado del condado de Wichita Falls condenó a Christopher Ragsdale, acusado de agresión con violencia y asfixia, por lo cual deberá pagar una fianza de 10 mil dólares.

Los vecinos se solidarizaron con la víctima y reclamaron que el agresor vaya a la cárcel.