Este lunes, en la sexta jornada del juicio a los ocho rugbiers acusados por la brutal golpiza y el crimen de Fernando Báez Sosa, declaró la médica que asistió al joven.

Según informó Minuto Uno, Carolina Giribaldi Larrosa, recordó esa madrugada y aseguró que debido a las lesiones “no tenía posibilidad de sobrevida”.

Además, aseguró que al llegar la ambulancia al lugar, Fernando “no tenía signos vitales”.

Este lunes se lleva a cabo la sexta jornada del juicio a los rugbiers por el asesinato de Fernando Báez Sosa
Este lunes se lleva a cabo la sexta jornada del juicio a los rugbiers por el asesinato de Fernando Báez Sosa

Qué dijo Giribaldi Larrosa en una entrevista

Recientemente, la especialista médica, que integró el equipo que asistió a Báez Sosa esa madrugada,  dialogó con la prensa y dijo que llegaron, pero “ya había fallecido”.

“Llegamos a las 5:09 de la madrugada" y se encontraba sin vida. Por otra parte, explicó que la primera comunicación con el 107, fue 15 minutos después del ataque.

"Cuando lo encontramos le estaban haciendo masaje cardíaco, y estaba conectado a un desfibrilador. Pero, lamentablemente, no había ningún signo vital que pudiéramos constatar", sostuvo Giribaldi Larrosa.
 

Y agregó, es muy difícil hacer una suposición basada en la realidad” porque “recibió varios golpes que le produjeron lesiones muy severas en el cerebro, cerebelo y otros órganos”

Asimismo, explicó que por las condiciones en las que se encontraba Fernando,  "difícilmente podría haber sido reanimado”.

La médica que atendió a Fernando Báez Sosa aseguro que cuando llegaron, el joven ya había muerto Foto: Ilustrativa
La médica que atendió a Fernando Báez Sosa aseguro que cuando llegaron, el joven ya había muerto Foto: Ilustrativa

Por otra parte, habló sobre la reanimación. Allí distinguió entre los casos donde se realiza por infartos y la diferencia con situaciones más complejas con politraumatismos y que pueden derivar en "lesiones neurológicas y hemorragias masivas”.

"Mientras que uno se encarga del paciente hay que señalar a otra persona del público y decirle: 'Ud. llame al 107. Y hay que decir el número porque lamentablemente la sociedad no sabe a quién llamar", explicó la médica.

Por último, sobre lo sucedido, indicó que fue un “desastre terrible que terminó con la vida de un chico más”. Y confirmó que tras la muerte del joven, habló con los suegros de Fernando, para contarles la trágica noticia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!