CARLOS PAZ (ADNSUR) - Un insólito robo sufrió una familia cordobesa, al ser abordadas por unos delincuentes que se llevaron del lugar varios objetos de valor de los inquilinos, pero antes de escapar de la casa se bañaron.

Las víctimas habían llegado a la localidad para disfrutar de sus vacaciones,  se fueron a dar un paseo por el centro y cuando llegaron vieron que les faltaba dinero, un iPhone X, una tablet, zapatillas, ropa, perfumes y otras de sus pertenencias.

Darío Díaz, uno de los damnificados del robo, radicó la denuncia ante la comisaría, y detalló que los ladrones rompieron el portón de la casa de al lado, saltaron la medianera y luego rompieron una de las puertas de la casa.

A la familia le pareció extraño que los delincuentes no se llevaran electrodomésticos y otras pertenencias. Pero más extraño les pareció encontrar rastros de que los ladrones se bañaron antes de huir del lugar,  informó el sitio LaVoz.