COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El reciente acuerdo por el cual la operadora Tecpetrol, perteneciente al grupo Techint, incorporará un segundo equipo perforador para explotar las áreas cuya concesión fue prorrogada por Chubut en agosto del año 2013, implica una novedad positiva por varios aspectos, vinculados sobre todo a la producción y posibilidad de explorar nuevos recursos en un área de alta madurez. Aquí tres aspectos fundamentales para valorizar la puesta en marcha.

1) La producción de Tecpetrol en Chubut cayó fuertemente durante los últimos años, a partir de la alta madurez del área El Tordillo, en combinación con otros factores que reorientaron fuertemente la actividad de la compañía del grupo Techint hacia Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén. Allí, la compañía se ha transformado en una de las principales productoras de gas del país.

En Chubut, la producción de la operadora se ubicó en el primer semestre de este año en un total de 248.257 metros cúbicos de petróleo, lo que significa una merma del 47% en relación al primer semestre del año 2013, previo a la prórroga de la concesión, según datos de la Secretaría de Energía de la Nación.

2) Por tratarse de áreas altamente maduras, con una producción de agua de formación que supera largamente el 90%, para extraer más petróleo se necesita incrementar y sostener el ritmo de perforación, por lo que al duplicarse el esfuerzo de perforación puede impactar positivamente el recupero de petróleo. También es interesante la perspectiva de explorar la formación D-129, que contiene recursos de shale gas y petróleo, que deben ser debidamente explorados para conocer las posibilidades concretas de recupero.

3) En cuanto al impacto laboral, desde el sindicato Petrolero Chubut se indicó semanas atrás que el mayor resultado de este nuevo equipo será la normalización de los diagramas de 12 horas para trabajadores que venían desempeñándose en 8 horas. No obstante, de por sí la suba de este tipo de equipos conlleva mayor movimiento y repercute favorablemente sobre la actividad, manteniendo perspectivas de crecimiento en la producción total de crudo en la provincia, que acumula alrededor de un 3% en relación a la actividad del año pasado.