Este miércoles, el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa se declaró en estado de alerta y movilización debido a que las empresas acumulan una cuantiosa deuda con el sistema solidario y sanitario del gremio.

“Los números rojos que operadoras y compañías de servicios acumulan en concepto de aportes sindicales, de obra social y mutual, ponen a 25 mil trabajadores y sus familias en riesgo de perder prestaciones solidarias y del sistema de salud que brindan las instituciones (farmacias, hospitales y consultorios) de la organización gremial”, indicaron a través de un comunicado.

Además, el sindicato que conduce Marcelo Rucci, reclamó a las cámaras del sector que no se hagan diferenciaciones con los trabajadores de las distintas cuencas de nuestro país en materia de acuerdos salariales y aportes. 

Foto (Diario Río Negro)
Foto (Diario Río Negro)

Ante esta situación, el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, emplazó a las Cámaras de Productoras y de Servicios Especiales a que en un plazo de 5 días pongan fin a al problema y advirtió que concluido ese plazo iniciará un paro de actividades total con afectación de producción

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!