COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Según establece el artículo 7 del decreto 488/2020, el precio de referencia que se había establecido para el mercado interno, de 45 dólares menos descuentos por calidad, dejó de tener efecto el último viernes 28 de agosto. De acuerdo con ese instrumento legal, ello ocurriría cuando el precio internacional fuera igual o superior al mencionado valor interno.

Si bien habían dudas porque la cotización mostró fluctuaciones que en algunos días fue inferior a ese piso de 45 dólares, el decreto estipula que se considera la cotización específica del mercado de “Futuros”, donde sí estuvo vigente esa condición durante los 10 días corridos fijados por la norma.

De este modo, aunque el sistema estaba creado para regir hasta el 31 de diciembre, no llegará a cumplirse ese plazo. Tampoco se contempló un mecanismo automático para restablecer el precio de referencia interno en caso de que los precios internacionales vuelvan a caer, lo que abre interrogantes a partir de la fuerte volatilidad del mercado y sus vulnerabilidad ante eventuales rebrotes de Covid en los principales mercados del mundo.

Las regalías tuvieron una leve mejora

Durante la vigencia del “barril criollo”, las regalías de Chubut tuvieron una mejora en relación a los meses precedentes. Según el informe de la Secretaría de Energía de la Nación, en julio Chubut recibió 17,5 millones de dólares, algo inferior a los 18,5 millones de dólares de junio, pero muy por encima de los 13 y 12 millones liquidados en mayo y abril, respectivamente, según los registros del organismo nacional. Vale recordar que aun con ese recupero del último bimestre, los ingresos siguen muy por debajo del promedio mensual de los últimos años de normalidad, ubicado cerca de los millones de dólares.

“A nosotros no nos fue mal con el sistema –precisó el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá, ante la consulta de ADNSUR-. Hubo 3 operadoras que pagaron a 45 bajo protesta y después en el caso de las exportaciones, el precio ponderado fue de 42 ó 43, por lo que desde el punto de vista de la liquidación el sistema cumplió con el objetivo”, valoró.

El funcionario lamentó sin embargo que no se haya llegado a establecer un nuevo sistema estable, para que en caso de una caída abrupta del barril, se restablezca el mecanismo de precio interno. Sin embargo, esa posibilidad quedará supeditada a las disposiciones del nuevo secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez.